La radicalización de la medida de protesta de los trabajadores de la construcción en Caleta Olivia, profundiza el peligro de desabastecimiento y pone en punto de parálisis a la producción petrolera. Esto significa, un achicamiento del movimiento económico con impacto en las arcas provinciales. Un día de no producción, implica 14 millones de pesos menos en regalías.
Mientras un grupo salió para Río Gallegos a participar del acampe frente a Casa de Gobierno reclamando “una mesa de diálogo” (ver página 4) para lograr cobrar la deuda que mantiene para con ellos la empresa Austral Construcciones, los que quedaron en Caleta Olivia, decidieron ayer radicalizar su protesta.
Al corte vehicular de 8 horas, pasando cada 20 minutos, decidieron acortar el tiempo de freno, pero sólo para autos particulares, en tanto se hizo total para transportes de pasajeros, de carga en general, camiones cisternas y todo vehículo afectado a la actividad petrolera.
En las estaciones de servicios de Caleta Olivia se contabilizan por decenas los camiones cisternas parados a la espera de poder pasar. Esto, ya provocó ayer el desabastecimiento de combustible en estaciones de servicio ruteras por comenzar y en algunas localidades del interior provincial. En Gobernador Gregores, ya antenoche no había gasoil, en tanto que decenas de automovilistas varados ya no a la espera que se abra el piquete, sino que llegue el combustible para seguir viaje decidieron a modo de protesta, ellos mismos cortar la ruta por unas horas.
Si bien ayer en las estaciones de servicio de Río Gallegos no se notaba la falta de combustible, no descartan que si permanece la protesta en el tiempo, esto se produzca en un par de días más.
Localidades como Cañadón Seco ya se declararon en emergencia por el sitio que sufre la pequeña población, que mereció una presentación ante el juez Albarrán por parte del presidente de la Comisión de Fomento Jorge Soloaga, para que actúe en cuanto al corte que provoca ya desabastecimiento en los negocios de venta de alimentos, además de no tener combustible.
Paralización petrolera
Una de las cosas que hoy más preocupa al Gobierno de Alicia Kirchner, es la paralización en el sector petrolero. Encabezado por el vicegobernador Pablo González, la semana pasada lograron llegar a un trabajoso acuerdo en el sector para mantener los puestos de trabajo y la producción. Ya las operadoras habían expresado su preocupación por la conflictividad social en la zona, puesto que los piquetes de la UOCRA, venían ya afectando parcialmente la actividad.
A partir de la profundización de los cortes, operadoras como Sinopec comunicaron su decisión de parar tres equipos, lo que significa la suspensión de los trabajadores que operan los mismos.
Desde el sindicato de Petroleros Privados, su titular, Claudio Vidal al mismo tiempo que apoyó el reclamo de los trabajadores de la construcción advirtió que la decisión de la operadora, era “un aprovechamiento” de la ocasión para violar el acuerdo alcanzado en Buenos Aires la semana pasada.
El gremio hizo una presentación ante el Ministerio de Trabajo para que las operadoras no descuenten los días que los trabajadores, de manera forzosa por los cortes, no pudieron presentarse a trabajar en los yacimientos.
Pero además de la producción que se traduce en menos regalías para las arcas provinciales, esto produce una merma en la actividad económica de la región y por lo tanto baja la recaudación de ingresos brutos, entre otras cosas. “El mes que viene vamos a tener menos ingresos por regalías y coparticipación” reconoció la propia gobernadora.
Santa Cruz embolsa un promedio de 1 millón de dólares por día de regalías hidrocarburíferas.
Intimaron a Báez por “abandono de obra”
El panorama se complica y la vía de solución por ahora no aparece. El dueño de Austral Construcciones, el empresario Lázaro Báez luego de incumplir su último acuerdo de pago, por ahora no ha dado la cara.
Según pudo saber La Opinión Austral, desde Vialidad Nacional avanzan sobre las obras que tiene el empresario. La semana pasada ya han enviado varias intimaciones por diferentes proyectos a las empresas de Báez por “abandono de obra” y advirtieron que le iniciarían las pertinentes acciones legales por incumplimiento de contrato.
Este es el paso previo al quite definitivo de las obras a las empresas del empresario. Luego de eso, el organismo debería llamar a licitación para adjudicar la continuidad de las mismas a otras empresas que quieran hacerlo.
Recién después de eso las obras se reactivarían lo que podría llevar al menos un par de meses.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: