El Domingo por la noche, personas sin identificar realizaron un intento de robo en las instalaciones del Museo de Pico Truncado. Afortunadamente, no lograron su cometido.
El hecho fue alertado por efectivos policiales que se encontraban realizando un patrullaje en la zona, cerca de las 21 horas. Al transitar por la calle Santos Arroyabe lindante a la avenida Gobernador Gregores, los agentes notaron que una de las ventanas del edificio se encontraba abierta, por lo que establecieron consigna en el lugar, mientras alertaban a los responsables del Municipio.
Al lugar acudió el Jefe del Departamento Turismo, Exequiel Nichelle, quien constató el intento de robo, ya que se logró verificar que dos ventanas habían sido forzadas: las ubicadas en los laterales este y oeste. Al intentar abrirlas, los malhechores derribaron un conjunto de muebles que obstaculizaban el paso. Sin embargo, no se llevaron ningún elemento de valor.
Según se presume, los malvivientes no habrían logrado ingresar al predio, ya que esto habría detonado las alarmas, que poseen sensores de calor y movimiento. Al detectarse solamente movimiento, el sistema de seguridad no alertó a la empresa encargada del monitoreo del Museo.
Posteriormente, arribó al lugar un perito policial, quien realizó una evaluación de los hechos. Según estimó, los forajidos habrían desistido del robo luego de vislumbrar que no había objetos de valor, o bien prepararon el terreno para un ingreso posterior, que finalmente se podría haber frustrado al alertarse sobre la presencia policial.
Este hecho se suma a una larga lista de antecedentes respecto a intentos de robo en el Museo de Pico Truncado, más allá de que el principal valor de los objetos sea simbólico, no material.

Canal Activo
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: