Ante la falta de una convocatoria paritaria al sector docente, entendemos que es evidente por parte del gobierno provincial la construcción de un escenario de intencionada conflictividad política y social.

En un contexto de devaluación e inflación, el ajuste económico resulta mucho más virulento cuando se congela y deprecia el salario, se producen despidos con la complicidad de patrones y sindicatos burócratas y se criminaliza la protesta con el objetivo de desactivar conflictos, como ocurriera con docentes en Santa Cruz y Tierra del Fuego. Frente a estas situaciones debemos asumir un firme posicionamiento de lucha frente a los atropellos del poder político y económico.

A nivel nacional denunciamos que se intenta poner un techo a cualquier paritaria con sumas insuficientes y en cómodas cuotas, un ejemplo de esto son las paritarias docentes en cada una de las provincias. Esta es otra variable del ajuste antes mencionado. Es llamativo y, profundamente contradictorio, que desde el gobierno de Alicia Kirchner se denuncian las políticas nacionales que benefician a los sectores de concentración económica por sobre los intereses de los trabajadores y en Santa Cruz se actúa exactamente de la misma manera. En nuestra provincia, todavía no se ofrecen las sumas insuficientes que hoy ofrece el Macrismo porque no se convoca ni siquiera a paritarias. Se critica también el autoritarismo de gobernar por decreto pero se decide "postergar” los concursos docentes a través de un comunicado sin argumentos sólidos y de un modo unilateral, violentando los acuerdos paritarios y el propio Calendario Escolar. En Santa Cruz, una provincia quebrada por gestiones vergonzosas, impregnadas de corrupción, saturan los discursos vacíos y se redimensiona la necesidad de acciones concretas que favorezcan a la clase trabajadora.

Desde ADOSAC, impulsaremos una mirada unitaria y solidaria sobre los diversos conflictos que se suceden diariamente en nuestro territorio. Esta necesaria unidad de los gremios que realmente defienden a sus trabajadores nos permitirá enfrentar y defender con toda nuestra fuerza cualquier intento de vulnerar nuestros derechos adquiridos. Defendamos a la educación pública con una real convicción, mayor presupuesto educativo, escuelas en condiciones edilicias dignas, capacitaciones permanentes y gratuitas. En definitiva, un Estado presente y preocupado por el devenir de nuestros alumnos, de nuestros hijos. Sigamos exigiendo el cese de la intervención de la Caja de Servicios Sociales que ya no deriva a sus afiliados sino que los deja "a la deriva” de su suerte. Estemos alertas a cualquier intento de modificatoria previsional tomando conciencia que nuestra única defensa es la unidad en las calles.

Frente a los peligros que enfrentan nuestras sociedades al poseer gobiernos inescrupulosos, es tiempo de acción, de participación, de no resignarse. Es tiempo de unidad genuina. Tiempo de movilizarse, de ser actores y no sólo espectadores impasibles, progresivamente uniformizados, precarizados, obedientes.

La lucha continúa…

A.DO.SA.C
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: