PICO TRUNCADO.- Una empresa firmó un contrato con el municipio por terrenos donde construiría un parque de generación de energía eólica. A punto de cumplirse siete años no colocó un solo ladrillo, pero ahora reclama que el municipio le pague una indemnización de U$S 1.800 millones si no le renueva el plazo para construir.

El 1ro de junio de 2009 Eólica Pico Truncado S.A., EPTSA, subsidiaria de la española Guascor Wind firmó con el municipio de esta localidad un contrato de leasing de terrenos, donde construiría un parque cuya obra comenzaría en 24 meses.

El reclamo de la empresa

Eólica Pico Truncado argumenta que una ordenanza promulgada por el Ejecutivo en 2013, imponiéndole una participación del municipio del 3% en la rentabilidad de la futura administradora del parque eólico, viola la “seguridad jurídica” de la empresa.

“Intimamos al Sr Intendente para que en el plazo de 3 días hábiles de recibida la presente, ratifique si la ordenanza 1562/2013 ha sido promulgada en todos sus términos”, dice la carta documento. “De ser así, reservamos nuestro derecho de dar por rescindido el contrato de leasing conforma la claúsula décimo cuarta tercer párrafo y particulamente reservamos nuestro derecho a reclamar la devolución de la totalidad de los cánones locativos abonados a la municipalidad más el pago d ela inmdemnización especial prevista en dicha cláusula (U$S3.100.000 tres millones de dólares) por megavatio proyectado.”

img186Según resolución de la Secretaría de Energía del 11 de febrero de 2011, EPTSA fue habilitada como Agente Generador al Mercado Eléctrico Mayorista, para su Central Eólica de 600 Megavatios de potencia nominal instalada denominada Parque Eólico La Deseada, ubicada en Pico Truncado.

La compañia alega un supuesto ocultamiento de la ordenanza, ya que “no fue notificada” en tiempo y forma de las modificaciones al contrato original de cesión de tierras, “compromete gravemente la seguridad jurídica y la viabilidad económica del proyecto y por ende de nuestra compañia“, sostiene.

Eólica Pico Truncado S.A esta constituida por el ciudadano español Alfonso Carlos Ruiz Ugarte y el abogado argentino Ricardo Pérez Ruiz.

En noviembre de 2009 el presidente del grupo español Guascor, José Grajales, anunció que su empresa construiría en Pico Truncado, Santa Cruz, el parque eólico más importante del mundo. La obra tendría una inversión de 2.400 millones de dólares y el convenio se firmó en Río Gallegos en un acto encabezado por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La respuesta del municipio

“Todo comienza cuando la empresa Eólica PT, luego de dos pedidos de prórroga que le fueron concedidos y que demoraron el inicio de la obra, vuelve a solicitar una nueva prórroga por otros dos años, hasta el 2018”, señaló a Winfo Santa Cruz el concejal Lucas Chacón.

El edil manifiesta que en virtud de la negativa a otorgar un nuevo plazo la empresa envió la intimación al municipio argumentando la falta de notificación de la ordenanza 1562/13, “no es verdad que la empresa no haya conocido los términos de la ordenanza”, aseveró Chacón.

Adelantó que una vez vencido el plazo límite para que Eólica comience con la construcción del Parque eólico, esto es junio de 2016, decidirán como continuará el proyecto.

¿Porqué EPTSA no comenzó con las obras?

“Calculamos que aún no ha renunido todos los requisitos que hacen falta para incursionar en el mercado energético argentino”, estiman desde el municipio.

Otras fuentes consultadas por Winfo Santa Cruz, sugieren que la empresa está interesada más que en la construcción del parque eólico, en concluir con los trámites de legalización del proyecto, para luego venderlo “llave en mano”, a un tercero que se encargue de concretarlo.

“Están apurados porque con el nuevo gobierno nacional han cambiado algunas variables económicas que los favorecen”, analizan, y en este sentido apuntan tres: el aumento del costo de la energía que convierte a las eólicas en las más económicas; el fin del cepo permite a las empresas liquidar dólares; y el propable acuerdo con los holdouts que habilitaría la posibilidad de atraer inversiones.

La historia de un contrato “desequilibrado”

Cuando en 2009 se conoció la firma del contrato entre el Municipio de Pico Truncado y Eólica Pico Truncado, en el Concejo Deliberante se debatió sobre la conveniencia del acuerdo, que requería la aprobación de los concejales.

Durante la sesión del del 20 de junio de 2009, el dr Joaquín González, presente en el recinto, habló en su carácter de vecino de la ciudad y advirtió a los concejales sobre “el alto grado de irresponsabilidad, no solo ciudadana, sino patrimonial y personal” que cometerían si aprobaban el contrato con EPTSA.

“La municipalidad se ha autoclausurado la posibilidad de disponibilidad de la energía”, reclamó el dr González, adviertiendo que en las condiciones “de desequilibrio” del acuerdo, la empresa en el futuro “puede ceder a favor de terceros, o subarrendar, lo que sea, porque no tiene ningún tipo de impedimento”, señaló el abogado.

Sobre los plazos del contrato apuntó, “fíjense que establece un plazo de 30 años, renovables por otros 20 con opción a compra, esto es, puede suceder que a los 50 años, y 18 meses, la empresa levante toda la operación no pague un peso y se vaya al carajo, disculpen la expresión”, y remató, “¿entonces cuál fue el negocio para la municipalidad?”.

Finalmente el contrato fue aprobado con el voto afirmativo de cuatro concejales, y el voto en contra de la concejal Emilia Gentile.

Fuente y documentos: www.truncadoinforma.com.ar
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: