El alerta por la fuerte suba del gas rige en toda la Patagonia y se ha avanzado en diversas acciones tendientes a tratar de morigerar el impacto. Mientras se busca fijar por ley una tarifa social para Patagonia, senadores actuarán en bloque para reclamar modificaciones al Gobierno. Lo propio se hará desde el Frente Renovador y el FPV en Diputados.
Apuntando a fijar por ley una tarifa social “especial” para la Patagonia, se suman otros legisladores, siendo que los rionegrinos siguen manteniendo la delantera.
En Santa Cruz, diputados provinciales y nacionales de la UCR tuvieron un tibio intento de plantearle al ministro Juan José Aranguren la preocupación por el impacto de la suba de gas en la provincia. No tuvieron demasiado eco y tampoco insistieron demasiado, quizás en la ignorancia o en el descreimiento de que realmente la suba sería imponente. Sólo se quedaron con la frase del funcionario nacional que en Patagonia el impacto sería mayor “porque no subió años atrás lo que debía”, algo que tampoco se condice con las reiteradas modificaciones tarifarias que sí tuvo el gas en los últimos años.
El viernes el presidente de Distrigas, Fernando Cotillo, confirmó lo publicado por La Opinión Austral a principios de abril de que el m3 tiene subas que superan el 1.300%. Lo que no está claro ni en lo que afirma el funcionario provincial ni mucho menos en lo que sostuvo el ministro de Energía, es qué pasará con el subsidio patagónico.
A las variadas versiones sobre si fue modificado o no, se impone la Resolución 0031/2016 por la cual, taxativamente en su artículo tercero, se sostiene que el subsidio debe subir “proporcionalmente” a la suba de las tarifas, por lo que el mismo debería continuar sin cambios y amortiguar en un 90% la suba de tarifas. Igualmente el impacto será muy alto, no menor al 600% en algunos casos.
En tanto que en el Senado, la semana pasada los legisladores esperaban tener un encuentro con el titular de Energía, el que se postergó para esta que comienza hoy. Alfredo Martínez confirmó la preocupación que existe en este sentido y a diferencia de lo que pasaba la semana anterior, en esta ya hay más claridad sobre cómo impactará el tarifazo del gas en la Patagonia.
A través del Instituto Marconi, han trabajado sobre el tema y están elaborando en conjunto, todos los patagónicos, independientemente de su color político, una propuesta para ser presentada al Ministerio de Energía y forzar que se modifique el esquema actual, atendiendo el reclamo que, por ahora, se alza en forma tibia por parte de los vecinos, toda vez que aún no han recibido las facturas con las nuevas tarifas.
Cabe recordar que Cotillo también confirmó lo que en el informe de Economía y Actualidad de La Opinión Austral se marcó el domingo anterior. Al aplicarse la tarifa de gas a partir del 1 de abril, la próxima factura reflejará una facturación dividida entre el período de marzo con tarifa vieja y el de abril con la nueva.
Por ahora son pocas las voces que se levantan contra el tarifazo y con planteos tampoco demasiado contundentes. Es que para muchos aún resulta complicado entender cómo será el impacto a partir de la próxima boleta. Esto lo reconoció el propio senador santacruceño, al señalar que es eso precisamente lo que están estudiando. Martínez igualmente sostuvo que se está hablando de manera regional para realizar una presentación como bloque y así darle fuerza a la propuesta que pretenden sea escuchada y aceptada por el Gobierno Nacional.

Una tragedia
En la Cámara de Diputados también existen planteos aislados y se espera que los legisladores puedan superar las diferencias políticas y trabajar en bloque. Para el diputado del FPV de Río Negro, Martín Doñate, “el tarifazo del gas es una tragedia para la región” y señaló que “es indignante que la población de Río Negro, una provincia en la que las bajísimas temperaturas son absolutamente frecuentes, reciban facturas con un aumento que va del 500 al 900 por ciento, según el caso”.
Indicó que tras estudios realizados luego de los anuncios del ministro de Energía Aranguren respecto al impacto de estas tarifas, “este descomunal tarifazo es un golpe mortal a los patagónicos y muestra el desconocimiento absoluto del Gobierno Nacional respecto de lo que es atravesar el invierno” para los habitantes del sur del país, agregando que “un aumento de alrededor del 700% (como en su caso, estimó) constituye una tragedia para nuestra región, ya que muchos no podrán afrontar el pago de estas tarifas, quedando familias enteras sin calefacción y comerciantes que deberán bajar sus persianas”.
A modo de morigeración, aunque puede pensarse como algo escaso, Doñate presentó un proyecto de ley para declarar la emergencia económica a los clubes, teatros, centros culturales y cooperativas por un período de 4 años, para evitar que a los mismos se les quiten los subsidios en las tarifas y así se retrotraigan los valores que regían al 1 de mayo de 2015 para este tipo de instituciones.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: