Mediante la reforma del código fiscal que promueve en la Cámara de Diputados, la gobernadora busca imponer un fuerte ajuste que negó en su discurso inaugural. La preocupante medida alcanza a los teléfonos, las tarjetas de crédito y hasta el precio del pan. Directo al bolsillo de la gente.

"Entre gallos y medianoche", tal como reza el dicho y en una reunión de comisiones que había entrado en cuarto intermedio, los diputado oficialistas despacharon en la noche del martes el proyecto de ley Nº 156/16 que establece el nuevo Código Fiscal provincial y al N º157/16 de los tributos establecidos en el Código Fiscal, iniciativas solicitadas expresamente por la gobernadora Alicia Kirchner.

El problema es que esa reforma del código Fiscal impone un ajuste y un verdadero "tarifazo" que despierta la preocupación de la gente, que será nuevamente la más perjudicada, ya que todas las tasas están apuntadas al bolsillo de la gente, muy lejos de las petroleras, las mineras o los casinos.

El detalle del "impuestazo" que impulsa Alicia establece el cobro del impuesto a los sellos de un 7,5% a las facturas de telefonía (celulares y teléfonos fijos). También el 1,4% del total del consumo en los resúmenes de las tarjetas de crédito y de compra (o sea las emitidas por supermercados, por ejemplo)

También se grava con el 3% la venta de pan. Tributo que había sido quitado en el gobierno de Néstor Kirchner.
Se eleva del 5 al 15% la venta de automóviles cero kilómetro. Además, aumenta a un 5 por ciento los servicios empresariales, un 1,4 el impuesto sobre sellos, un 7.5 los servicios inmobiliarios, un 5 por ciento los servicios de investigación y seguridad, un 5 por ciento al servicios de transporte automotor, un 5 por ciento al servicio de expendio de bebidas y comidas.

También un 5 por ciento a la venta mayorista o minorista de supermercados e hipermercados, un 8 por ciento al servicio de intermediación monetaria y financiera de las entidades financieras bancarias y no bancarias, un 5 por ciento a la venta al por menor de materiales de construcción, un 7,5 a la venta en comisión o consignación, un 5 por ciento al transporte de caudales, un 5 por ciento en servicio de alojamiento y un 3 por ciento a la elaboración y preparación de tabaco.

EL IMPUESTAZO
-7,5% a las facturas de telefonía (celulares y teléfonos fijos)
-1,4% del total del consumo en los resúmenes de las tarjetas de crédito y de compra
-3% la venta de pan
-15% la venta de automóviles cero kilómetro
-5 % los servicios empresariales
-7.5 % los servicios inmobiliarios
-5 % los servicios de investigación y seguridad
-5 % al servicios de transporte automotor
-5 % al servicio de expendio de bebidas y comidas
-5 % a la venta mayorista o minorista de supermercados e hipermercados
-8 % al servicio de intermediación monetaria y financiera de las entidades financieras bancarias y no bancarias
-5 % a la venta al por menor de materiales de construcción
-7,5 % a la venta en comisión o consignación
-5 % al transporte de caudales
-5 % en servicio de alojamiento
-3 % a la elaboración y preparación de tabaco.


el diario nuevodia
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: