La interfaz del iPhone tendrá un cambio muy grande que mejorara todo el funcionamiento.

Según medios especializados, el nuevo iPhone tendrá pocos cambios respecto al 6s. La única modificación importante será que no incluirá entrada de auriculares, como se viene hablando hace tiempo. La conexión será únicamente por bluetooth.

Gracias a esto, el equipo sería un poco más liviano, más finito, y tendría mejor resistencia al agua, aunque el aspecto será casi casi el mismo que el iPhone 6 y el 6s.

No hay confirmación, pero seguramente también haya mejoras en el procesador, la cámara y la batería. Pero nada fuera de lo común. La renovación “total” recién llegaría en 2017, a 10 años del lanzamiento del iPhone original.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: