El Presidente del Banco Nación, Carlos Melconian, admitió ayer que litigó contra Argentina junto a los fondos buitres en el juzgado de Thomas P. Griesa. Pero, además, compró más de diez millones en bonos apenas asumió su cargo contando con información privilegiada. Quien debe fomentar el retorno de capitales luego de la Ley de blanqueo, encabezó en el 2001 la lista de quienes más divisas fugaron del país antes del corralito provocando el colapso del sistema.


Pocos miembros del gobierno de Mauricio Macri encarnan de manera tan extrema como Carlos Melconian el lobby del sistema financiero en su rol de funcionario/político para obtener beneficios personales/empresariales.

En esta entrega se revela que luego de ganar las elecciones y antes del pago, Melconian cambio su cartera de inversiones, desprendiéndose de acciones de empresas norteamericanas para comprar bonos argentinos en diciembre de 2015, cuando era una inversión más que segura por sus conocimientos de la negociación. En total compró bonos argentinos por 11.430.000 de pesos en papeles con cuatro vencimientos entre 2017 y 2024.

Además. trajo una pequeña parte de su fortuna -que según jura es de 77 millones de pesos- a la Argentina. ¿Destino? Bicicleta financiera, o plazo fijo en pesos.  A solo veinte días de asumir, había  invertido dos millones de pesos en el único negocio rentable que dio a luz el macrismo hasta el momento.

No es la primera vez que Melconian hace uso de su información privilegiada. Unas semanas antes del corralito en el 2001, llevó toda su fortuna al exterior. Por eso encabeza la lista de personas que más dinero fugó de la Argentina en ese momento, según el informe de la Comisión de la Cámara de Diputados para la fuga de divisas que integraron entre otras Elisa Carrió y Graciela Ocaña.

Melconian Buitre

Nuestras Voces reveló ayer que Carlos Melconian era titular de bonos en default valuados en 772.268 dólares por los que demandó al Estado argentino junto a los fondos buitre en el juzgado de Thomas Griesa, en Nueva York. Y luego fue el encargado por parte de Macri de “negociar” la paz con Griesa y llegar a un acuerdo con esos mismos fondos: fue fácil para él y costoso para las arcas públicas: se hizo sin quita alguna (parece que en Nueva York no corre la excusa de “sincerar” la economía utilizada aquí para precios y salarios).

El Presidente del Banco Nación lo admitió ayer en su cuenta de Twitter. En una sucesión de cuatro tweets, señaló que efectivamente “Al momento del default tenía títulos de la deuda pública e inicié gestiones judiciales en los juzgados correspondientes. Terminé obteniendo sentencia favorable en la Corte Federal de Nueva York”.

 Seguir
 Carlos Melconian @CarlosMelconian
Al momento del default tenía títulos de la deuda pública e inicié gestiones judiciales en los juzgados correspondientes.
13:38 - 22 jun 2016
  178 178 Retweets   71 71 me gusta
Melconian también aseguró que ingresó al canje 2010 porque “sentí que era momento de dar por terminado este capítulo. Ingresé al mismo y en simultáneo desistí de la demanda en cuestión, como exigía la propuesta oficial”. A pesar de la contundencia con que expresó que ingresó al canje, esto no pudo aún ser comprobado. En la lista oficial de quienes participaron del canje difundida por el gobierno en el 2010, Melconian no es mencionado y nunca aparecen en su declaración jurada lo que debería haber recibido en ese canje: una cartera de bonos de PAR o DISCOUNT y de GLOBAL 2017 por un valor de mercado en 2010 equivalente aproximadamente al 50% del VN que tenía de bonos. No hay ninguna adquisición de bonos después del 2010, y si los vendió debería aparecer una suma en efectivo equivalente en alguna de sus cuentas.

En la lista oficial de quienes participaron del canje difundida por el gobierno en el 2010, Melconian no es mencionado y nunca aparecen en su declaración jurada lo que debería haber recibido en ese canje
El vocero del Presidente insistió ayer con que había que “creer en su palabra” y cuando Nuestras Voces le solicitó alguna documentación, formulario o papel que probara que esto había sucedido no respondió hasta el momento.

Juez y parte

Melconian se suma al ministro de Energía,  Juan José Aranguren, y a tantos otros del gobierno en ocupar simultánemanete ambos lados del mostrador.

Carlos Melconian admite en su DDJJ ser dueño de acciones del Banco Francés, Macro y Galicia compradas y depositadas en los Estados Unidos.

Una de las funciones del directorio que preside Melconian en el Banco Nación es justamente fijar la tasa de interés del BNA, que opera como referencia de mercado para otros bancos por su peso. Además que forma parte de la mesa chica de Economía del equipo de gobierno de  Cambiemos. Todo esto le da poder e información a Melconian sobre el rendimiento de sus propios plazos fijos. Ser accionista de esos bancos y haber actuado como asesor del sistema financiero lo inhibiría en el Banco Central, pero para el Nación está permitido.

Justamente una subsidiaria de M&S consultores, la consultora de la que es fundador y socio junto a Carlos Santángello, es Finanzas y Gestión. Entre 2014 y 2015 la consultora de Melconian “gestionó” créditos del Banco Ciudad -gestión de Mauricio Macri en la Ciudad- para empresas privadas que lo contrataron a tal fin por 228 millones de pesos. En esa oportunidad, el Ciudad participó junto a otros bancos en otros 270 millones de pesos en préstamos, siendo por lejos el más gestionado.

Justo ayer, su socio en la consultora, Rodolfo Santangelo, aseguró que “Macri afectó el bolsillo de la gente” y opinó que el Gobierno intenta compensarlo, pero alertó que “agravará el descalabro del Estado”.

“Se quiere pagar un aumento de gasto público permanente con una suba de ingresos por única vez”, sentenció. Un simulacro realizado por MacroView (desde donde informa aquello que no resultaria prolijo emitir desde la consultora de Melconían) aseguró que el costo fiscal del paquete computa que este año se precisarán $ 30.000 millones, $ 75.000 millones para 2017 y $ 95.000 millones para 2018.

Melconian se apartó de la dirección de la consultora a principios de este año, cuando además de asumir la presidencia del Banco Nación también asumió la presidencia de la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la Argentina. Esta semana se encuentra de viaje por Armenia, país de sus orígenes, en un paseo de negocios, político y familiar.

Fugador serial

En el libro-informe “Fuga de divisas en la Argentina. Informe Final de la Comisión Especial de la Cámara de Diputados” es una de las personas físicas que fugaron capitales en el 2001, esquivando el corralito: gracias a la información reservada que obtuvo fugó al exterior U$S 2.305.306, a través de ocho operaciones. La mayor cantidad de fugas de personas físicas se dio el 30 de noviembre, poco antes de que Domingo Cavallo instaurara el corralito.

Es decir que mientras los ahorristas golpeaban la puerta de los bancos Melconian compraba acciones en Nueva York.
Pero eso no fue todo. La consultora M&S tiene un listado de más de 80 “clientes”, grandes empresas,

Como publicaron Leandro Renou e Ignacio Chausis en Tiempo Argentino varios clientes de Meconian también figuran en el informe de la Comisión Investigadora por esquivar el corralito y fugar dólares: Molinos, envió al exterior U$S 388.247.707 en 105 operaciones; Massalin Particulares, U$S 291.440.895; Aceitera General Deheza, U$S 116.007.830 en 41 transacciones; Acindar, U$S 80.488.489 en 100 operaciones; Arcor, U$S 60.389.883 con 50 operaciones; Ledesma, U$S 38.974.740 con 38 operaciones; Syngenta Agro, U$S 12.574.680 con 20 operaciones; y Los Grobo, U$S 6.123.053 con cinco operaciones. Entre estas ocho poderosas compañías locales pasan los U$S 950 millones.

Despidos

Apenas dos días después de la victoria de Macri en las elecciones, en una reunión del equipo económico del presidente electo, declaró que “con este nivel de salarios, Argentina es inviable: sólo vamos a comenzar a crecer bajándolos al menos un 40 %. Y la única forma de negociar una baja real con estos sindicatos es llegar a un desempleo superior al 15%.”. Desde luego fue consecuente e inició su gestión en el Nación con despidos.

Si algo está claro es que la línea de acción de Melconian es una: beneficiar a los grandes capitales a costa del Estado. Su gran acto se remonta a principios de los 80, como reveló Maximiliano Montenegro en Pagina/12,

“Melconian fue uno de los principales responsables de legalizar el proceso de estatización de la deuda externa privada, que ideó Domingo Cavallo como presidente del Banco Central de la dictadura. Según consta en los documentos oficiales, el joven Melconian, como jefe del Departamento de Deuda Externa de la entidad, archivó las investigaciones sobre fraudes cometidos por multinacionales y grupos económicos locales con los seguros de cambio a principios de los ochenta. El equipo de auditores del Central había detectado autopréstamos, créditos ficticios y otras maniobras dolosas por 6000 millones de dólares. Sin embargo, esas operaciones cuestionadas fueron registradas como legítimas y cargadas a la deuda pública argentina con la invaluable colaboración” del actual Presidente del Banco Nación. El 4 de diciembre de 1996, el hoy gurú del PRO, firmó un documento en el que argumentó que no estaban prohibidos los autoprestamos y mando al archivo la investigación, beneficiando a empresas como Sideco y Socma, ambas de la familia del presidente Macri, Cargill, Suchard, Ford y el Grupo Bulgheroni. El caso emblemático fue la firma holandesa Cogasco SA, que reclamó 918 millones de dólares, pero nunca había liquidado los dólares en el país.

Así se selló el proceso en el que el Estado se hizo cargo de la deuda en dólares de las empresas, a cambio de un mínimo porcentaje de la misma en pesos devaluados. Y todo pasó a formar parte de la deuda del Estado, que terminó en default y que pagó ahora el macrismo..

Todo parecido con el pago de bonistas al ciento por ciento y la devaluación del peso – con baja de salarios y suba de precios- de 2016 no es casual. En economía se llama distribución regresiva de la renta (más para los que más tienen) y en política se llama derecha liberal ortodoxa y antinacionalista. Ocurrió con los militares, ocurrió con Menem y ocurre con Macri.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: