Para comprender la enorme crisis que transita la Provincia de Santa Cruz, no sólo hay que tener en cuenta las décadas de gobierno de los Kirchner, sino la administración de Justicia en algunas jurisdicciones, de sus amigos, que lejos están de los principios fundamentales que deben otorgar garantías a los ciudadanos. La increíble historia de un hombre de la justicia que se mueve con la más absoluta impunidad.

El Juzgado de Instrucción Numero 1 de la Ciudad de Las Heras, a cargo del Doctor Eduardo Alejandro Quelin, acumula denuncias, por aberraciones jurídicas y errores procesales. Los medios de la zona lo han hecho público, maltratos y abusos de autoridad cometidos contra los empleados del juzgado, cerca de 40 trabajadores han renunciado o han sido despedidos caprichosamente, o trasladados. Este Juzgado de Instrucción tiene jurisdicción en Las Heras, Los Antiguos, Bajo Caracoles, Perito Moreno y Lago Posadas, donde salvo en Las Heras, sólo hay juzgados de paz.

Fue creado en el año 2008, y Eduardo Quelin rindió un examen ante el Doctor Carlos Rearte, hoy titular de la Cámara Criminal de la segunda circunscripción, ex socio y amigo del circulo de ex cadetes del liceo militar de Comodoro Rivadavia, donde también están el ex gobernador Daniel Peralta y el Ex Ministro de Defensa Arturo Puricelli.

La historia de este juez es cuestionada por el cura Bichejo que dijo "a este juez no lo podemos bancar más, es vergonzoso”. El párroco de Las Heras duda incluso de que sea abogado, ya que se tomó doce años para recibirse y el examen se lo tomó un amigo. Cuenta además con la protección del Tribunal Superior de Justica de Santa Cruz, ultra kirchnerista, que hace caso omiso a las denuncias presentadas por el sindicato judicial y por los particulares que han padecido su accionar.

La gente le teme, en varias oportunidades llegó a tratar de “ pelotudos” a su empleados o de “ inútiles”. El acoso laboral que padecen llega a extremos de enfermedades como la depresión o los ataques de pánico. Los que pueden se van o piden traslados a juzgados de paz de la zona. Y los que a él no le gustan son despedidos y reemplazados por amigos.

En Lago Posadas, poblado de su jurisdicción, el ciudadano Milton Pinto se manifestó en la comisión de Fomento por un terreno que le correspondía y el Comisionado, amigo de Quelin, lo corrió con unos disparos al piso, y Pinto fue detenido por seis meses, lo que representa un abuso, ya que el hecho era excarcelable. Es bien conocido en la justicia santacruceña que Quelin tiene siempre un revolver en el escritorio, por lo que lo adjetivan el sheriff pistolero.

Entre los casos más famosos de autoritarismo del magistrado, está el de la Señora Páez y sus dos hijos menores, la señora denunció a su pareja por una golpiza que recibió y el Juez lo que hizo fue declararla usurpadora de la vivienda y desalojarla con los menores, se trataba del hogar conyugal. Favoreció al denunciado por sus vínculos con él. Hecho que viola derechos de los niños, garantizados por la Constitución Nacional por medio de la Convención de los Derechos del Niño.

El Juzgado de las Heras ostenta el record de la mayor cantidad de trabajadores procesados y detenidos en todo el país. La criminalización de la protesta para favorecer a los más poderosos ocurre todo el tiempo, violando códigos, y jurisprudencia provincial de manera obscena. Trabajadores que han osado montar un reclamo han sido detenidos y trasladados de pueblo en pueblo, para no dar la oportunidad de reclamar por su libertad. Un grupo de ellos, en 2009, mientras eran trasladados de comisaría en comisaría, tránsito que duró 18 días, recibieron golpizas y castigos medievales, como la aplicación de la bolsa de tormentos.

Los empleados de su juzgado temen hablar con nombre y apellido pero sostienen que sus decisiones son bizarras y peligrosas, desde dejar presos a supuestos abusadores simples, hasta dejar libre a un abusador con informe psicológico y mandar a la víctima, su hija, a vivir con él. En el medio, hacer detener a un gremialista por una protesta, un 24 de diciembre, para llevarlo a indagatoria.

Los periodistas locales lo han denunciado por hostigamiento, pero nada es ni siquiera analizado. Compró en una oportunidad terrenos fiscales en la localidad de Los Antiguos, a 8.40 el metro, un terreno de casi 600 metros con vista privilegiada al lago. Fue tal el escándalo que le das-adjudicaron las tierras y sin ningún pudor, le inició una demanda al municipio.

Una periodista local, Susana Barrera, hizo una presentación por violación de los derechos humanos, por parte del titular del Juzgado de Instrucción de Primera Instancia. Le dio forma de proyecto y se presentó en Derechos Humanos de la provincia, el Superior Tribunal, el gremio de Judiciales y en la Honorable Cámara de Diputados. La denuncia en forma de proyecto fue llamada por su autora “ Rostros”, eligió diez abusos representativos de cada violación de garantías y derechos, no porque no haya más, sino para que el país sepa, que en la tierra donde nació el relato de la defensa de los derechos humanos, el Doctor Quelín priva innecesariamente de la libertad durante holgados plazos a personas trabajadoras o desocupados que reclaman por sus derechos, haciendo caso omiso a la jurisprudencia provincial que terminantemente se ha expedido en sentido contrario a la criminalización de la protesta social.

Barrera agrega que se llama Rostros porque “en todos los casos la gente que yo entrevisté, me encontré con rostros ajados por el sol, porque habían estado en cortes de rutas, con rostros de mujeres golpeadas, con rostros de mujeres que lloraban, con los rostros de la gente que perdió la fe en la justicia y que finalmente se rindió y decidió esconderse en su casa por miedo y no hacer nada más, y fue justamente esta la intención, mostrarle a la sociedad de Santa Cruz lo que es la administración de la justicia en el tejido judicial de este magistrado”.
Fuente:
mas sobre esta nota clic aca
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: