EL COMUNICADO DE PRENSA EXPRESA

Ante la prohibición judicial de realizar descuentos de haberes, el CPE amenaza con sumarios a los Directivos

Logrado el objetivo, por parte de ADOSAC, mediante un amparo judicial, de que el Consejo Provincial de Educación esté impedido de realizar los descuentos de haberes de aquellos docentes que van al paro, las mismas autoridades, elaborando teorías conspirativas, tergiversando los hechos y las circunstancias, adecuando el contexto negativo para el gobierno, en virtud de las acciones persecutorias e infames que pretende implementar, han variado la amenaza y transformado ahora a los Directivos de los establecimientos, en blancos móviles de sus oscuras jugadas, pretendiendo presionarlos con sumarios y acciones disciplinarias directas, para obligarlos a cumplir con la tarea sucia que la Justicia hoy, les impide llevar a cabo.

ADOSAC repudia enérgicamente a la Resolución 1385 con fecha 02/6/16, emanada del Consejo Provincial de Educación, como una nueva manifestación despótica de un gobierno que vuelve a sacar un instrumento legal con la única finalidad de perseguir y disciplinar a los directivos de escuelas de la provincia, que se nieguen a elevar las listas negras de los docentes de paro.

La nueva medida, busca un atajo, tras el fallo del Juez Dr Francisco Marinkovic del Juzgado Civil y Comercial Nº 1, que el 1º de junio de este año, tras la presentación efectuada por ADOSAC para detener los descuentos ordenados por el Ejecutivo en la causa caratulada “Adosac c/Consejo Provincial de Educación s/Amparo” falló a favor de nuestro gremio, ordenándole al gobierno de abstenerse de efectuar descuentos salariales a lo docentes en paro.

Ahora, con esta nueva Resolución, el CPE, además de profundizar la división de los trabajadores de la Educación, plantea una nueva herramienta de disciplinamiento que tiene como objeto quebrar la lucha docente, sin advertir, en su deleznable accionar, que los Directivos a los que va dirigida tan innoble medida, también son docentes y resulta vergonzoso que en esta nueva embestida, plasmada en otro instrumento administrativamente similar al anterior, se utilicen términos como premios y castigos de acuerdo a quienes envían o no las listas negras, una muestra más de la evidente persecución laboral dirigida a directivos y supervisores.

Ante la rápida reacción de nuestro sindicato a través del Amparo interpuesto, en respuesta a la nota 775/16 y el fallo de la justicia, prohibiéndoles liquidar o descontar indiscriminadamente haberes a todo el personal de los establecimientos en los que los directivos no entreguen planillas de inasistencia, el CPE no dudó en generar un nuevo instrumento legal, recurriendo a viejas prácticas para presionar y amedrentar a los directivos, sino que, además, esgrime argumentos falaces al considerar a la educación como un servicio y no como un derecho humano fundamental.

Plantea una vez más, entre los argumentos falsos utilizados, que las ofertas fueron sistemáticamente rechazadas, cuando en realidad, toda la comunidad educativa conoce que la oferta fue siempre la misma disfrazada de distintas formas y ha sido, precisamente, esa falta de consideración hacia los docentes y un desconocimiento supino de lo que significa una negociación paritaria, lo que ha impedido llegar a un acuerdo, que todos deseamos, impulsamos y esperamos desde el primer día.

Estamos nuevamente ante un gobierno necio y autoritario que elige la persecución en vez del diálogo, que no le importa la educación y lo único que ha demostrado en los años que gobierna la provincia, es la aplicación de métodos represivos hacia el sector docente, convirtiendo, por su ineptitud para gestionar, a una diferencia técnica o un desacuerdo circunstancial, en un conflicto que ha trepado a niveles indeseables.

Este Consejo Provincial de Educación, no es la primera vez que utiliza los sumarios como método coercitivo, sino que, además, ha generado descuentos salvajes en los haberes docentes, mostrando, además de todo lo expresado, una insensibilidad manifiesta hacia el personal al que debe proteger y no combatir, como hace en la práctica. Estas acciones propias de los autoritarismo más despreciables, han tenido como único objetivo terminar con la lucha, tratando de quebrar los conflictos en lugar de solucionarlos.

Cuando los reclamos son legítimos no hay instrumentos legales, descuentos, ni sumarios que hagan claudicar a quienes peleamos por un salario acorde a la canasta familiar, en blanco, en defensa de los derechos jubilatorios, por el cese de la intervención de la CSS, por las mejoras edilicias y otros reclamos en conjunto con el resto de los trabajadores de la provincia.

Podrán mutar las formas de coerción, podrán disfrazarse los métodos de presión, pero en todos los casos, detrás de cada docente, detrás de cada directivo de esta provincia, hay un gremio que está atento y es consecuente con la lucha que por tantos años, viene siendo el único respaldo que tiene un maestro en cualquier rincón de Santa Cruz que esté cumpliendo su digna tarea, ante un gobierno a quien no parece importarle la Educación, porque para la Gobernadora Alicia Kirchner, lo que hacemos en las aulas en un servicio y para nosotros es un derecho y es muy evidente que los fondos de esta provincia, no están para ser aplicado a causas nobles y de orden social.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: