Martin Molin llevó adelante una ida con una caja que tiene engranajes para reproducir sonidos de bombo, bajo y vibráfono. Tardó 14 meses en perfeccionar el mecanismo. Mirá el video.
Un extraño instrumento musical fue creado por el sueco Martin Molin. Con él, el artista pudo concretar una idea y hacerla realidad a través de melodías provocadas por el movimiento de 2.000 bolitas que interactúan con tambores, timbales y un vibráfono.

Molin que es miembro de un grupo musical llamado Wintergatan y tardó 14 meses en materializar su idea. El instrumento se pone en marcha con una manivela que va dejando caer las canicas en diferentes canales y crea un sonido similar al que producirían varios músicos o un programa de ordenador.

El principio de la máquina es el mismo que puede verse en las antiguas cajas musicales que se empotraron en pianos y organillos. Lo interesante es que esta máquina es difícil de copiar y todavía más difícil de tocar.

Axact

TNC

R1U

COMENTAR: