seccional cuarta R.G
Rio Gallegos . -Las pericias sobre el episodio de violencia ocurrido el miércoles en barrio Puerto –donde un jubilado de 76 años fue baleado en su propia casa- confirmaron al agresor como efectivo policial y trascendió que se trataría de un agente de la Seccional Cuarta.

El arma utilizada –que quedó abandonada en el lugar del hecho- fue su 9mm. reglamentaria. La familia del herido alega que fue un intento de robo.

El curso de la investigación sobre la balacera ocurrida ayer en la intersección de las calles Justo José de Urquiza y Congreso de la ciudad capital –en la cual un jubilado resultó baleado en el patio de su propia casa por un intruso- se confirmó que quién efectuó los disparos era un agente de policía, el cual según versiones prestaría servicio en la Comisaría Seccional Cuarta de la capital.

Por otra parte, también quedó establecido que el arma con la cual efectuó los disparos –que alcanzaron a la víctima en ambas piernas, causándole una quebradura de hueso en la derecha- era una pistola marca “Taurus” 9mm. reglamentaria de la fuerza.

Aún queda por determinar el número de disparos efectuados –que varía según las versiones- pero se sabe que serían al menos tres y en las pericias efectuadas el jueves se habría encontrado un casquillo que podría corresponder a un cuarto disparo.

El efectivo en cuestión alega que confundió al herido con un ladrón que intentaba ingresar al domicilio, pero la familia de éste aduce que los disparos se habrían efectuado dentro del predio, que el agente que los efectuó habría saltado la cerca perimetral para ingresar al mismo y que lo habrían escuchado claramente decir “yo sé que tenés plata, ¿dónde está la plata?” antes de disparar.

El agredido –quien ya regresó a su domicilio, tras serle extraída la bala de su pierna derecha- declaró no recordar demasiado los rasgos de su agresor debido al shock de lo vivido, pero su esposa presentó una denuncia por lesiones graves calificadas y asegura haber reconocido al agresor como uno de los policías que efectuaron un allanamiento en su casa varios meses antes, en busca de una supuesta arma de fuego.

La mujer aseguró también que el individuo “le pidió disculpas” luego del hecho y le aseguró que “creía que era un ladrón, yo no sabía que era su marido”.

Se confirmó que el policía acusado en cuestión no se encontraba en servicio al momento del hecho y que quedó a disposición del Juzgado de Instrucción N°2, a cargo de la jueza Valeria López Lestón.



(Fuente Tiempo Sur)
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: