Matteo Renzi, primer ministro de Italia, hace que su país siga el camino fijado por EEUU aunque los intereses norteamericanos no coincidan con los italianos.

De esa manera, el Gobierno termina por tomar decisiones que no son acordes con las necesidades del país, comentó Maurizio Gasparri, vicepresidente del Senado italiano, en una entrevista con Sputnik.

Las sanciones contra Rusia son un ejemplo de cómo Italia se perjudica a sí misma y confirma su reputación de "camarera" —mesera— de Estados Unidos, según Gasparri.

"Los países de la UE están muy ciegos, están actuando en contra de sus propios intereses. Italia, en particular, ha castigado a muchos sectores de la industria que siempre han tenido salida al mercado ruso: el textil, la moda, los productos agrícolas. (…) Es un error muy grave de Italia", señaló el político.

l vicepresidente del Senado añadió que Rusia desempeña un papel muy importante en la lucha contra el terrorismo internacional y que es necesario crear una coalición entre la UE, EEUU y Rusia.
"El terrorismo islamista es una amenaza para todo el planeta, ahora más que nunca necesitamos unir fuerzas y crear una verdadera alianza entre Europa, Rusia y Estados Unidos. Sin embargo, Europa, incluyendo Italia, prefiere castigar a Rusia por el asunto de Crimea", lamentó Gasparri.

"Es ridículo. Crimea formó parte de Rusia durante más tiempo que Texas de EEUU", recordó el parlamentario.
El político también mencionó el encuentro del presidente ruso Vladrímir Putin con Mateo Renzi —donde el líder italiano prometió cambiar la política de sanciones— y se quejó de que "las cosas siguen como antes".
"Hay una total falta de coraje e iniciativa, Italia debe renunciar a estas sanciones", señaló Gasparri. "Necesitamos reanudar el diálogo con Rusia, es importante no solo para nuestra economía, sino también para nuestra libertad", concluyó el político italiano.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: