En un informe presentado por el periodista Luís Majul, para su programa “La Cornisa” que se emite los domingos por la noche en el canal América, se presentó un listado con los 10 jueces más “abolicionistas” que tienen por costumbre liberar a violadores y asesinos en la provincia de Buenos Aires.

Encabeza la lista Nicolás Schiavo, juez de Garantías N° 5 de San Martín quien dejó en libertad a un delincuente que secuestró a un ciudadano Sueco y en otro caso dictó la “libertad morigerada” a Jorge Daniel Barbosa en julio del año pasado, que había sido detenido por violar a dos mujeres en 2008.

En el segundo lugar de la lista está el juez Esteban Rossignoli, juez de Garantías N° 4 de San Isidro, que dejó en libertad a un delincuente quien días después asesinó en ocasión de robo a Carlos Regi en el partido de San Isidro.

En su momento el juez Rossignoli le había impuesto al delincuente, para dejarlo en libertad, que hiciera una promesa y que fijara un domicilio.

El resultado fue la reincidencia del delincuente cargándose además un asesinato.

El tercero en la lista es Juan Galarreta, juez de Ejecución Juzgado Nº 2 Penal de Mar del Plata, quien en diciembre de 2015, concedió la libertad condicional Rubén Galera, condenado a 16 años de prisión por la comisión de delitos sexuales cometidos en Miramar.

Pero en mayo de este año, el delincuente fue detenido acusado de haber cometido otro abuso sexual en la ciudad de Mar del Plata.



El cuarto caso es el de Gastón Giles, juez de Garantías Nº 3 del Departamento Judicial de Dolores, quien está denunciado por varios jefes comunales de la costa atlántica por “parcialidad en favor de los delincuentes, incompetencia o negligencia demostrada en el ejercicio de sus funciones y por incumplimientos inherentes a su cargo”.

El quinto es Mario Juliano, juez del Tribunal Criminal Nº 1 de Necochea, quien es seguidor de las enseñanzas de Eugenio Zaffaroni y que en los últimos meses inició una campaña contra casos de legítima defensa por tratarse, según Juliano, de una “actividad clasista” de burgueses contra pobres.

Este juez pidió ante los legisladores que se reduzcan las penas a los delincuentes con el fin de que se reduzca la población carcelaria.

El sexto es Gustavo Herbel, juez de la Cámara de Garantías de San Isidro, acusado de conceder salidas transitorias a un cura sanjuanino condenado por pedófilo.

La séptima en la lista es Celia Margarita Vázquez, jueza de la Sala III de la Cámara de Garantías de San Isidro, quien es muy conocida por tener siempre una postura garantista, casi abolicionista.

El octavo es Juan Francisco Tapia, juez de Garantías Nº 4 de Mar del Plata, quien tiene la costumbre de liberar a los delincuentes reincidentes. Y hace unos días expresó a través de un escrito que, frente a la mala situación carcelaria, la solución es liberar al detenido”.

El noveno es Alejandro David, juez de Ejecución Penal de San Isidro, quien otorgó la libertad anticipada al tristemente célebre Luís “El Gordo” Valor.
Juan Galarreta, Nicolás Schiavio y Mario Juliano





Gustavo-herbel
Gustavo-herbel
Juan-Francisco-Tapia
Juan-Francisco-Tapia
Juan-Galarreta
Juan-Galarreta
Mario-Juliano
Mario-Juliano

Y la lista la completa Diego Olivera Zapiola, juez titular del Juzgado de Garantías Nº 4 de Dolores, quien a través de su fallos liberó a varios delincuentes en forma express.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: