En las últimas horas se conocieron detalles inéditos de lo ocurrido el día sábado en Perito Moreno, cuando el Juez Eduardo Quelín atropelló a una menor. Esta mañana Blanca Moyano, abuela de Tania de 11 años, aportó datos que aún no habían conocido la luz. En tanto la Cámara del Crimen ha pedido explicaciones por oficio a Paola Hormachea, la Secretaria de Instrucción del Juzgado de Las Heras, que liberó el auto de Quelín, ahora sabemos, por orden del propio Juez.

Blanca Moyano, la abuela de Tania la nena de 11 años que el sábado fue atropellada por el juez Eduardo Quelín en Perito Moreno, hace instantes hizo revelaciones sumamente importantes, que pone en contexto la impunidad con que se manejan sectores del poder político y judicial en esta provincia.

La mujer, en declaraciones al programa “Contracara” de Fm News, relató que en el momento del accidente, ella se encontraba en el borde de la acera para cruzar la calle, cuando se produjo el atropellamiento de la niña, tras reconocer que Quelín avanzó cuando cambiaba la luz del semáforo y aceleró para pasar antes del cierre de la señal verde; en ese momento atropelló a la menor.

Moyano dijo que estando en la comisaría, luego del accidente y en medio del nerviosismo de la situación, el oficial de policía recibió un pedido expreso de la Secretaría Dra Paola Hormaechea y a pedido del juez, ordenándole la liberación de su auto Mercedes Benz. Recordemos que apenas una hora después, el vehículo de Quelín ya estaba disponible.

Sobre la falta de documentación de Quelín, de la que dimos cuenta en nuestra nota, Blanca Moyano dijo “al momento de ocurrido el accidente él (Quelín) no lo tenía, ni su registro de conducir ni su seguro, se lo enviaron por fax o se lo alcanzaron a la comisaría, algo así” e inmediatamente agregó otra confirmación de nuestra primera nota, pero ahora oficializada por la declaración de una testigo directo “Yo estaba allí – dijo Moyano – cuando (el juez) llamó a la Dra Hormachea para que le dijera al oficial (de policía) que le entregara el auto. Llamó a la Secretaria delante del oficial, para que el oficial no le secuestre el auto”, remarcó la abuela de Tania Mansilla, fragmento del audio que OPI incluye en esta nota.



La abuela de la niña confirmó también que recién anoche miércoles 5 (el incidente se registró el sábado 1º de octubre), pasada las 22:00hs, el juez Eduardo Quelín se comunicó telefónicamente con el padre de Tania para disculparse y preguntarle si necesitaban algo, poniéndose a disposición de la familia. Cabe recordar que la madre de la nena, Carla Cherbakov, le refirió el lunes a un diario de Chubut que Quelín nunca la había llamado, aún por simple cortesía y una cuestión de humanidad. Pasaron cinco días y finalmente, ocurrió.

Un dato no menor del que hasta el momento no se tiene conocimiento es que los análisis practicados al Dr Quelín (dosaje de alcohol en sangre) no han trascendido. La sospecha de que el magistrado pudiera esta bajo los efectos del alcohol, obviamente por salir de una fiesta, es cada vez mayor y no hay contrapruebas que señalen lo contrario.

Por su parte también habló en “Contracara” el cura de Los Antiguos, Luis Bicego quien calificó de la peor manera al juez Quelín, partiendo del amplio conocimiento que tiene del magistrado, por haber estado 15 años destacado en la parroquia de Las Heras. Más allá de calificarlo como “una vergüenza” para la justicia provincial, relató que en una oportunidad, cuando Bicego fue a interceder por la detención de unos trabajadores en esa localidad, el Juez Quelín lo atendió con una pistola sobre la mesa. El prelado no tuvo empacho en catalogar a Quelín como violento y connivente con el poder político.

Repercusiones

La Cámara del Crimen de Caleta Olivia de la Segunda Circunscripción, compuesta por los Dres Juan Pablo Olivera, María de los Ángeles Lembeye y Jorge Omar Alonso y la Secretaria Laura Vallebella, emitió un oficio a la Secretaría de Instrucción Nº 1 de Las Heras, Dra Paola Hormachea para que explique en que contexto y por qué razón, siendo una subordinada de Quelín, la secretaria ordenó liberar el auto involucrado en el siniestro y cuáles son las diligencias que se practicaron al respecto, haciendo la salvedad de que todo esto será puesto en conocimiento del Superior Tribunal de Justicia.

La Cámara refiere que de acuerdo a lo conocido por medios periodísticos, se la tildado de “irregular” la actuación Hormachea y pretende determinar por qué no hubo imparcialidad en su actuación y por qué no evaluó el apartamiento a tiempo de la causa, teniendo en cuenta que el involucrado es un funcionario judicial de ese juzgado.

“Se le solicita que informe si previamente evaluó la posibilidad de apartamiento (del Juez Quelín) en función de la doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para asegurar la imparcialidad de todo procedimiento” señala la nota, donde se menciona una parte del fallo del Tribunal Europeo de DDHH donde se indican que cuando existan razones legítimas para dudar de la imparcialidad de un magistrado “debe abstenerse de conocer el caso ya que lo que está en juego es la confianza que los tribunales deben inspirar a los ciudadanos en una sociedad democrática”.

Puntualmente a la Dr Hormachea le indica: “resulta manifiesta la relación de dependencia funcional jerárquica inferior en su condición de Secretaria del Juzgado que intervino en la causa en la que el imputado es su titular”.

Teniendo en cuenta la atinada actitud del tribunal de pedirle explicaciones a la Secretaria del Juzgado, es llamativo que al propio juez Quelín, no se le haya hecho ningún requerimiento para que explique pormenorizadamente su accionar ante los hechos conocidos. A todo esto, vale señalar que prácticamente en el mismo momento en que se redactaba este pedido de informe, otro juez de Río Gallegos requería que la causa del accidente de tránsito pasara a su jurisdicción.

Atendiendo a la revelación que hizo hoy la señora Blanca Moyano, está claro que la secretaria del Juzgado no actuó de acuerdo a las reglas éticas que deben amparar el derecho de imparcialidad a la hora de impartir justicia.

Defensa corporativa

La vinculación política del Juez Eduardo Quelín con sectores de poder de Santa Cruz es innegable, está comprobada y a pesar de que el magistrado crea y piense que el periodismo dice boludeces, no solo basta remitirse a las notas anteriores de nuestra Agencia, sino a convalidar con los hechos, las opiniones que sobre su actuación profesional, se han vertido en todos estos años.

Ayer salió el diputado por el Pueblo de Las Heras, Víctor Álvarez, a defender con capa y espada a su amigo Eduardo Quelín, obviando, claro está, que hay una familia que está sufriendo el dolor de su hija y que aún podría haber sido peor, de no haber existido la providencia.

Álvarez en una nota dada al diario Tiempo Sur, cargó contra la oposición, que realizaron críticas a la acción y actitud del magistrado y los calificó de “deleznable” utilización política

“Me parece deleznable por parte de algunos sectores gremiales – dijo Álvarez – que se suban a un hecho fortuito y desgraciado como lo es un accidente vial, y que sumen cuestionamientos que no tienen nada que ver con el hecho en sí” y remató “me parece que si quieren discutir la cuestión judicial, empecemos por los jueces amigos de ellos y a partir de ahí, si quieren, podemos discutir los jueces de toda la provincia”, dijo y agregó muchas cosas más que por obvias razones y veneración del buen gusto, no vamos ni siquiera a repetir.

Justo un integrante del FPV habla de “jueces amigos”. Paradójico e irreconciliable con el criterio y la razón. Justo el partido político que más cultivó la presión y la amistad con el poder judicial, culpa a los “jueces amigos” de la oposición, sobre los que se debe discutir la justicia, cuando en realidad los que hoy persiguen a sus patrones políticos, son los mismos que hasta ayer ellos tenían controlados. (Agencia OPI Santa Cruz)
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: