728x90 AdSpace

­
20 de noviembre de 2016

“Los yacimientos tienen que seguir operando”

En diálogo con TiempoSur, Carlos Alberto Monsalvo, delegado paritario del Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz analizó la situación del sector y la incertidumbre alrededor del precio sostén.  Explicó cuáles son las negociaciones con la Ceope y reflexionó sobre las políticas energéticas del Gobierno nacional.


Los trabajadores petroleros siguen de cerca los movimientos del Gobierno nacional para modificar las condiciones laborales. Uno de esos intentos está en Vaca Muerta, donde las provincias de Mendoza y Neuquén, ya firmaron convenios para flexibilizar las condiciones de trabajo en la extracción de crudo no convencional. En el resto de las cuencas también se pretende una flexibilización.

Desde mitad de año, la Ceope, que nuclea a las grandes prestadoras de servicios, busca modificar los esquemas laborales con el objetivo de obtener una mayor rentabilidad.

En diálogo con TiempoSur, Carlos Alberto Monsalvo, delegado paritario del Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz analizó la situación del sector, explicó cuáles son las negociaciones con la Ceope y reflexionó sobre las políticas energéticas del Gobierno nacional.

A poco menos de un mes de cumplirse el primer aniversario del nuevo gobierno, ¿cuál es la situación del sector petrolero?

-En el panorama actual, como es de público conocimiento, venimos discutiendo desde hace varios meses una propuesta de la Ceope, que es la Cámara de prestadoras de servicios, que pretende realizar algunos cambios en las operaciones sobre todo para optimizar la producción, a costa de los derechos adquiridos de los trabajadores.

Este planteo general surgió a partir de la resolución 365 del Ministerio de Trabajo, que fue la que acompañó el acuerdo paritario de este año, de ahí es que venimos discutiendo. Nos quieren imponer cambios como los acordados en Neuquén, para Vaca Muerta, cuando la realidad productiva de la Cuenca del Golfo es diferente, acá hay otro tipo de actividad.

El intento de la Ceope de modificar las condiciones laborales se remonta a mitad de este año. El domingo en que la Argentina disputó la final de la Copa América contra Chile, en horas de la noche, el Ministerio de Trabajo, que conduce Jorge Triacca, dio a conocer el cierre de la paritaria petrolera por decreto, y a su vez, daba inicio a una mesa de discusión para modificar las condiciones laborales, también por decreto, tal cual habían reclamado las operadoras. Los trabajadores pudieron rechazar el cierre de la paritaria por decreto pero tuvieron que empezar a negociar los cambios pretendidos por las operadoras y proveedoras de servicios.

¿Cuál es el trasfondo para que las operadoras y empresas de servicios quieran cambiar las condiciones laborales?

-Las empresas de servicios de operaciones especiales pretenden cambiar los diagramas de trabajo, pagar menos horas extras, modificar las condiciones de seguridad. El trasfondo es abaratar la mano de obra. Eso traba las discusiones. La postura del sindicato es oponerse a los cambios de productividad si eso conlleva un ataque al salario. Hay otros cambios que se pueden dar pero no a costa de los salarios y la seguridad de los trabajadores.

¿Cuáles son los cambios en seguridad que pretenden flexibilizarse?

-En un principio querían establecer rangos de trabajo según los vientos, pero después de muchas discusiones e informes técnicos llegamos a la conclusión de que es inviable establecer esos rangos, porque no se puede armar una tabla en función de la intensidad de los vientos, cuando es algo que cambia constantemente. Concluimos que ya estábamos operando de la mejor manera posible. Son los maquinistas y los jefes de equipo los que deben tomar la decisión de parar el trabajo en función del clima. Esta es una discusión que dimos y por ahora dieron marcha atrás. Después se habla de operaciones en horarios nocturnos y también presentamos muchos análisis de luminosidad y se dejó afuera de la discusión, por ahora.

¿Cuántos trabajadores fueron desafectados de la industria este año?

-La empresa Beker se fue de Santa Cruz y dejó a 40 trabajadores en la calle, solamente le quedan operaciones en Chubut. Nuestro objetivo es que puedan reinsertarse, por eso estamos ahora (la entrevista se hizo el jueves pasado) en negociaciones con el Ministerio de Trabajo. Después, el total de desafectados por retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas alcanza a las 1600 personas. En este sentido, hemos hecho un trabajo responsable, no presionamos a nadie, y de esta manera descomprimimos un poco la situación. Después, esta misma semana denunciamos ante el Ministerio de Trabajo la intención de algunas empresas de echar trabajadores, entre ellas Lubricar e Iberoamericana, hay otras empresas que están incumpliendo pagos, o empiezan a pagar de manera desdoblada. Nosotros queremos buscar las soluciones de productividad y ellos mandan telegramas. Seguimos con las audiencias para resolver estas problemáticas, no vamos a cambiar seguridad ni dejar una zona liberada para que despidan personal. Otro caso es el de PAE, que ya registra una fuerte baja de la actividad desde hace más de un año, también se retiraron muchas personas por jubilaciones. Hoy están con los justo, los delegados están reunidos continuamente con las bases. Si bien se redujo mucho la actividad, se sostienen los pocos puestos de trabajo que quedaron en esta petrolera. Lo importante es permanecer en el yacimiento, en los puestos de trabajo. Ya sea por si recrudece la crisis o porque se reactiva la producción, los relevante es estar en los yacimientos.

Priorizan el negocio- Según su visión, las discusiones con YPF están más “complicadas” ya que ahí se observa más la postura del Gobierno nacional en cuanto a la nueva orientación en la política energética.

¿Cuál es la orientación de la política energética llevada adelante por el ministroJuan José Aranguren?

-Las medidas que han tomado fueron para priorizar el negocio por sobre la industria nacional. Ellos ven la actividad como un negocio y no como un recurso estratégico. Claramente las actuales políticas no ayudaron al sector. Pero también somos conscientes que muchas de las políticas aplicadas las fueron cambiando cuando veían que no funcionaban.

 Es un error pensar solamente en términos de negocio sin contemplar a los trabajadores y al desarrollo local. En el sector hay una frase que dice: el petróleo que no se saca hoy, no se saca nunca más. No es comprar afuera y listo. Durante décadas miles de trabajadores pusieron empeño para que estos activos sean sustentables para las provincias. Esto se lo tratamos de hacer entender al Gobierno constantemente. Pretendemos que den marcha atrás con las decisiones que perjudican a los trabajadores, a las provincias y la economía en general.

¿Cree que en 2017 se eliminará el precio sostén?

-Hemos tenido muchas reuniones con consultoras, políticos, empresarios, y el escenario para el próximo año no es bueno. Pero debemos tener en cuenta que son previsiones que se hacen bajo un manto de incertidumbre. Lo único concreto es la incertidumbre. Es difícil que el precio internacional vaya a subir de un día para el otro pero también hay que decir que se creía que para esta fecha el barril iba a estar cerca de los 20 dólares, y tampoco ocurrió. El precio sostén ha bajado de manera paulatina en todo este año, no es el mismo que cuando arrancó el año, esto nos hace pensar que va a desaparecer. Pero esa será una decisión política que tendrá su costo. Y no permitiremos que ese costo lo paguemos los trabajadores. Nosotros entendemos muy bien la crisis del petróleo, el trabajador que está en el yacimiento sabe de la situación y está dispuesto a que la actividad siga. El año que viene será de lucha, creo que la industria no está muerta, y los yacimientos tienen que seguir operando.


Precio sostén

Una de las primeras decisiones de Aranguren fue modificar el esquema de precios sostén, al reducirlo un 13 por ciento para el crudo extraído en Neuquén (el barril quedó en 67 dólares), y un 18 por ciento para el crudo tipo Escalante (54,60 dólares). En agosto pasado, el Gobierno redujo el barril criollo en otro 6 por ciento, a ser descontado en cuotas.
  • COMENTAR
  • Facebook Comentar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Item Reviewed: “Los yacimientos tienen que seguir operando” Rating: 5 Reviewed By: TNC R1