El gobierno analiza eliminar el subsidio al barril de petróleo, lo que repercutirá en la actividad hidrocarburífera.




La evaluación sobre la quita que analiza el gobierno de Mauricio Macri responde a una resolución del Ministerio de Energía, por la que se establece que si el crudo tipo Brent alcanza una cotización de 47,50 dólares, el aporte estatal pierde vigencia.
Es que, en 2015, la gestión de Cristina Fernández de Kirchner había creado el “Programa de Estímulo a la Producción de Crudo”, cuya financiación era solventada por el Tesoro de la Nación y que se compensaba con la menor erogación de divisas que supone la compra de combustibles importados.
Entre otras medidas, se establecía una compensación económica de para aquellas empresas que destinaran parte de su producción de crudo al mercado externo que por sus características técnicas no puede ser procesado internamente. Es el caso del crudo Escalante, predominante en la cuenca del Golfo San Jorge, en las provincias de Chubut y Santa Cruz.
Así como algunos meses antes, ahora el Ejecutivo nacional analiza eliminar en las próximas semanas el subsidio al barril de petróleo de producción local que se instauró con el fin de apuntalar los precios. 
La decisión -que Macri y el ministro de Energía Juna José Aranguren negocian con empresas, gremios y provincias- produciría una caída de entre 25 y un 30 por ciento en los valores del crudo. 
El tema no es menor, en juego hay cientos de puestos de trabajo que los gremios están dispuestos a defender, las regalías para las provincias productoras y la puja con las empresas por el precio en los surtidores. 

Se desacelera el consumo
El Ministerio de Energía dio a conocer un informe sobre el comportamiento del mercado de los hidrocarburos que confirma una considerable reducción del consumo en las estaciones de servicio. El presidente de la Federación de Entidades de Combustibles (FEC), Juan Carlos Basílico, advirtió sobre un alza de precios en el sector que “el efecto inmediato será una nueva caída en el volumen de ventas, que ya sufrió bajas importantes durante este año”. Explicó que “el aumento acumulado de los precios de venta al público hasta el 30 de septiembre fue de un 31 por ciento, lo que hizo desmoronar las ventas desde los 1.439.761.614 litros comercializados en diciembre de 2015, hasta los 1.377.627.660 de agosto de 2016”. (NA - Página/12)
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: