Neuquen .-El Ministerio de Trabajo dictó ayer la conciliación obligatoria en el conflicto que enfrenta YPF con el sindicato petrolero por la baja de equipos y el futuro de los empleados. La empresa había dado de baja 33 equipos en la Cuenca Neuquina en los que trabajaban 1.700 personas. Ahora YPF deberá evaluar si revierte la decisión. Tienen 15 días para negociar tras el paro de 48 que había anunciado el gremio de petroleros privados y de los jerárquicos.

En titular del sindicato petrolero y senador, Guillermo Pereyra, había anunciado que estaba en busca de un subsidio por un año para sostener los puestos de trabajo de las personas que están con el preventivo de crisis, indicó el diario La Mañana de Neuquén.

La conciliación obligatoria se dictó a las 18 de ayer, según se informó desde la delegación del Ministerio de Trabajo en la región.

“Queremos que los trabajadores estén un poco más tranquilos, porque esto nos cayó como un balde de agua fría. Por lo pronto, vamos a usar esta herramienta que nos da la ley”, dijo ayer Manuel Arévalo, titular del sindicato de petroleros jerárquicos, en declaraciones radiales.

La negociación se da en medio de otra discusión sobre una flexibilización de los trabajos en Vaca Muerta.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: