728x90 AdSpace

­
22 de diciembre de 2016

Estudiante se deja robar su móvil con Cerberus para espiar al ladrón

¿Qué ocurre con un móvil robado los días posteriores al robo?

El estudiante de cinematografía holandés Anthony Van der Meer sufrió en sus propias carnes el robo de un iPhone y se dió cuenta del malestar que supone, no ya la pérdida del dinero, sino que un extraño tenga acceso a tus fotos, vídeos, mensajes, y contactos. Al menos sacó algo positivo de esta mala experiencia: ya tenía el tema de su tesis de fin de carrera.

Anthony había descubierto que la app de Apple para encontrar tu iPhone no sirve de mucho, porque se pierde el rastro cuando el ladrón quita la tarjeta SIM, y existen herramientas hacker que permiten desbloquear el iPhone robado.

Para filmar el corto, Anthony preparó un smartphone HTC con fotos, mensajes y contenido inventado, e instaló la app antirrobo Cerberus, que lleva a cabo una instalación de bajo nivel que impide borrarla incluso aunque el móvil se formatee de fábrica. Siempre que esté conectado a Internet Cerberus puede hacer fotos y vídeos desde el móvil robado, leer los mensajes, descargar los contactos y la lista de apps instaladas, enviar la localización, y en definitiva, controlar absolutamente todo de forma remota.

El cebo estaba puesto: el joven estudiante de cinematografía metió el móvil en un mochila y la olvidó en la estación:
Tras un buen rato, nadie robó la mochila. Tuvo que llevar a cabo la misma operación en el metro, hasta que finalmente alguien se la llevó.

Utilizando Cerberus, tenía el control total sobre la localización y el acceso al móvil robado:

En el mismo día el smartphone robado viajó de Amsterdam a Francia, y allí alguien cambió la tarjeta SIM pero ni siquiera se molestó en borrar las fotos o el contenido original del móvil.

Tras varios intentos en los que sólo obtuvo fotos del techo o del bolsillo, Anthony consiguió fotos y vídeos del ladrón:
Leyendo sus mensajes y consultando los números de telefóno descubrió que se trataba de un egipcio que usaba el móvil para llamar a líneas eróticas, y para quedar con chicas rusas. Dormía en salas de acogida para vagabundos o en casa de sus amigos, y a veces se quejaba de que no tenía dinero ni para el autobús. El propio Anthony se sorprendió cuando se dió cuenta de que sentía pena por el ladrón. Incluso llegó a hacerle un pequeño ingreso en su cuenta bancaría. Todo desde Cerberus.

Pero un día, perdió la conexión y ya no pudo volver a contactar. Decidió acudir a los lugares que frecuentaba el ladrón, y se lo encontró de frente:
Temiendo ser reconocido, apagó la cámara y descubrió que la imagen que se había creado del ladrón era muy diferente a la real, mucho más amenazadora.

No sabemos lo que pasó con el teléfono: posiblemente se estropeó, lo perdió o se lo robaron, pero no volvió a conectarse a Internet.

Anthony Van der Meer pretendía filmar una tesis sobre el robo de móviles, pero nos ha ofrecido un documento estremecedor sobre lo fácil que resulta que alguien instale Cerberus en tu móvil, y pueda espiar toda tu vida...

Puedes ver el documental completo aquí mismo. Ya lleva más de dos millones de reproducciones en apenas cinco días:



  • COMENTAR
  • Facebook Comentar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Item Reviewed: Estudiante se deja robar su móvil con Cerberus para espiar al ladrón Rating: 5 Reviewed By: TNC R1