Un hombre joven de 35 años permanece trepado a una torre del “pulling” de 30 mts de altura, para protestar por su despido en la empresa DLS. Cargó contra el Sindicato de Petroleros Privados que habría pedido su baja de la petrolera y pide ser reincorporado. Alega que fue despedido sin causa en medio de un tratamiento médico por accidente de trabajo.

Rubén Sánchez Salazar, es un hombre de 35 años, de Pico Truncado, se desempeña en la industria petrolera y fue recientemente despedido de DLS donde presta servicios. A raíz de esta situación y porque le confesó a OPI que no halla forma de interesar a nadie de su problema, esta madrugada trepó a una torre de pulling de 30 metros de altura, donde permanece, hasta que desde DLS le aseguren que va a ser reincorporado.

“Me echaron sin causa, solo porque hubo un pedido de Claudio Vidal Secretario General del Sindicato de Petroleros Privados, para que me incluyeran en el listado de despidos que comenzó a realizar la empresa DLS”, le dijo Salazar a OPI.

Un petrolero despedido está subido a una torre de 30 mts en Koluel Kaike

“Estoy bajo atención médica por accidente de trabajo y sin embargo, aún así, me despidieron”, agregó el trabajador que hablaba desde 30 mts de altura de la Torre Nº 73 de DLS, señalando que desde allí veía todos los alrededores incluyendo Pico Truncado y Koluel Kayke.

Tras ratificar que sufre de enfermedades propias de la actividad, por manipulación de químicos, con serias complicaciones en su salud, daños físicos invidentes en manos y pies, ratificó que a pesar de todo, fue injustamente despedido, sin que el Sindicato de Petroleros, levantara una voz para pedir por su estabilidad laboral.

Al respecto Salazar remarcó las diferencias que lo separan con Claudio Vidal y señaló “Fui compañero con (Claudio) Vidal en Quintana, hasta que nos despidieron. Claudio hizo su camino por otro lado y llegó al Sindicato. Yo nunca estuve de acuerdo cómo manejaban el sindicato y empecé a opinar en contra de lo que sucedía, como las Memorias y Balances truchos, el asesinato en Caleta, la caterva de vagos que mantiene falopeándose y no hacen nada y todo eso no le gustó, por lo tanto, cuando en la empresa (DLS) comenzaron a despedir gente, está claro que me marcaron y caí en la volteada y quedé fuera de la protección del sindicato”, explicó el trabajador hablando por celular con OPI desde 30 mts de altura.



En la documentación remitida a esta Agencia, el parte médico indica como diagnóstico de las dolencias de Salazar: “Dermatitis alérgica de contacto. Eccema de manos hiperquerastósico y fisurado persistente”.

Al momento de ser despedido de DLS se encontraba bajo tratamiento médico con la Aseguradora (ART) y en la hoja médica se concluye que el mismo debe continuar, sin precisar el tiempo ni el término.


(Agencia OPI Santa Cruz)
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: