Luego de la represión en Santa Cruz, en donde Alicia y Cristina Kirchner estuvieron sitiadas en la gobernación sin poder salir debido a los manifestantes, la gobernadora rompió el silencio, ratificó que la provincia está en una crítica situación solicitó: 'Necesito la ayuda del gobierno nacional'.





"Venimos con una situación muy difícil desde hace meses que siempre estuvo en conocimiento del gobierno nacional. Pensábamos que obras como las represas (Néstor Kirchner y Cepernic) iban a promover la actividad económica. Nosotros lo único fuerte que tenemos es el empelo público y la actividad económica disminuyó 10% con respecto a años anteriores", expresó en un video grabado para el canal C5N.

Sobre esto, detalló que "las represas no se iniciaron", lo cual afecta mucho porque son "una expectativa que tiene toda la comunidad" ya que "permitiría movilizar la actividad económica en toda la provincia".

Sin embargo, admitió que la planta de personal estatal "está sobredimensionada" pero aclaró que no es por su gestión: "Venía sobredimensionada". Al respecto, manifestó que la solución es "darle sostenibilidad al empleo" y no la "neoliberal de algunos que dicen que hay que sacar empleos".

"Nunca la pérdida de empleo resolvió nada. La salida de un país nunca es el endeudamiento", sostuvo.

Aunque reconoce que el Gobierno le permitió endeudarse, explicó que aceptó hacerlo porque "no había otra salida para la gente de Santa Cruz" pero que de todos modos no pudo hacerlo: "Me obstruyó la decisión avalada por ellos el bloque de Cambiemos, que a nivel nacional responde de una manera y a nivel provincial de otra".

En referencia al adelante de coparticipación, contó que "no es un apoyo del cual se pueda disponer con libertad" porque lo tiene que devolver "antes de que termine el mes".

"Necesito una ayuda extraordinaria. Estamos pidiendo un crédito en el Banco Nación. Hemos presentado todo y ojalá que me salga cuanto antes. Si me viene una ayuida extra, como me dijeron, seria magnifico", concluyó.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: