La marcha opositora convocada para protestar contra los magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en Caracas acaba de ser disuelta. Agentes de la Guardia Nacional Bolivariana y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) impidieron el acceso a Plaza Venezuela y disolvieron a los ya reunidos en ese lugar, elegido por los opositores como punto de encuentro para comenzar su marcha hacia el TSJ.

Según reportó el diario venezolano El Nacional, la PNB reprimió “con gases lacrimógenos y gas pimienta a una concentración de simpatizantes opositores que estaban situados en la avenida Libertador, a la altura de Los Cedros”. De acuerdo con una periodista de la cadena de televisión Vivo Play citada por el Nacional, la PNB usó gas pimienta para dispersar a los manifestantes.
La capital venezolana había comenzado el día con un caos de tránsito y mucha preocupación por la celebración, en simultáneo, de dos marchas enfrentadas: la organizada por la oposición para exigir el cese de los magistrados del TSJ y la convocada por Adán Chávez, hermano del difunto presidente y número dos del Partido Socialista Unido de Venezuela.

Contribuían al caos los controles policiales en los accesos a la capital y el cierre de 12 estaciones del subte para "el resguardo de los usuarios, el personal y las instalaciones", según un comunicado de la empresa de transporte.

Los itinerarios de las marchas no coincidían pero las dos pasaban por la zona de Bellas Artes, un lugar donde podía haber habido confrontaciones en caso de cruzarse. Aunque la concentración fue disuelta, dicen que los opositores al gobierno siguen marchando hacia el centro en grupos más pequeños.

La protesta de los opositores contra los magistrados tiene que ver con un fallo de la semana pasada del TSJ, que invalidó al parlamento (la Asamblea Nacional) por considerarlo en desacato, una actitud que fue calificada por la Organización de Estados Americanos como auto-golpe de Estado. El TSJ rectificó tres días después pero los diputados opositores, mayoría en el parlamento, sostienen que el auto-golpe sigue vigente porque esa rectificación, a pedido del gobierno, demuestra la falta de independencia de los poderes.

“Las protestas no terminarán hasta que se restituya el orden constitucional en el país”, dijo el vicepresidente de la Asamblea Nacional y diputado opositor Freddy Guevara. Con una retórica similar le respondió Adán Chávez, hermano del difunto presidente y actual número dos en el Partido Socialista Unido de Venezuela: "Marchemos para seguir contrarrestando estos intentos de golpe de Estado de la derecha".
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: