Exequiel Ramírez, de 21 años, se hallaba tomando cerveza con unos amigos en una vivienda del barrio Rotary 23 de Caleta Olivia, a menos de dos cuadras de la Comisaría Seccional Quinta, cuando alrededor de las 23:30 del domingo irrumpieron decenas de policías para detenerlo. Lo acusan de la brutal agresión a una mujer en Pico Truncado, a quien le clavó un cuchillo en la base del cráneo.


Dos horas antes de que esto ocurriera la propia madre de Exequiel Matías "Klin" Rodríguez, que vive en otra casa de las inmediaciones -la cual también fue allanada-, había acudido a la citada dependencia policial para denunciar a su hijo como autor del intento de homicidio en ocasión del robo perpetrado el sábado por la tarde en una tienda ubicada en la zona céntrica de Pico Truncado, precisamente en la esquina de las calles 9 de Julio y Alem.
Ramírez fue llevado esposado, descalzo y fuertemente custodiado hasta los calabozos de otra comisaría caletense, la Seccional Segunda, ubicada en el barrio Unión.
Allí se mostró impertérrito y al formalizar sus datos filiatorios, dijo que había nacido en Caleta Olivia y que hace pocos años se radicó en Pico Truncado donde se desempeñaba como operario del matadero municipal de esa localidad.
Ayer fue sometido a un exhaustivo examen físico y psicológico y al promediar la tarde fue trasladado hasta Truncado, previéndose que hoy sea sometido a declaración indagatoria por parte del juez de instrucción de la causa, Leonardo Cimini Hernández.
Las fuentes policiales indicaron que la fisonomía del sujeto fue captada por las cámaras de video de la sucursal del Banco Provincia de Santa Cruz que se encuentra a solo 50 metros de la tienda y también por las del municipio, distante a una cuadra, por lo cual ya se tenía la imagen de su rostro hasta que más tarde su madre lo denunció en Caleta Olivia luego de que le revelara que había cometido "una macana".
No pudo precisarse en qué medio de movilidad realizó el viaje hacia la ciudad del Gorosito para refugiarse en principio en la casa de su progenitora y más tarde cruzarse hasta otra vivienda para reencontrarse con algunos amigos.
Además, en uno de los operativos, realizado en la calle 8 de Marzo al 100, los investigadores secuestraron prendas de vestir y un par de zapatillas para cotejarlas con las que llevaba puestas cuando fue a robar a la tienda.
Pudo saberse también que hubo un tercer allanamiento en Pico Truncado, precisamente en la casa donde residía con su pareja, ubicada en la calle Gutiérrez (cerca de la Alcaidía y la zona de circunvalación) donde se incautaron al menos dos teléfonos celulares.

EN TERAPIA INTENSIVA

A todo esto, las autoridades del Hospital Zonal de Caleta Olivia donde fue derivada la víctima, Cristina Condorí, de nacionalidad boliviana y de 30 años, informaron que la misma fue sometida a una delicada intervención quirúrgica para extraerle el cuchillo que tenía clavado en la base del cráneo.
A mediodía de ayer permanecía en la Unidad de Terapia Intensiva con respiración asistida, pero ya presentaba un estado "viral"; es decir con recuperación de sus funciones cognitivas (conciencia) e incluso había abierto sus ojos.
Inicialmente se pensó que tenía muerte cerebral debido a la gravedad de las heridas, pero ayer esa información fue corregida de manera oficial, aunque se admitió que en un primer momento estuvo en coma farmacológico.
De todos modos, debido a que continúa grave, los facultativos no arriesgaron suministrar un pronóstico de su grave cuadro clínico.
Por otro lado, la policía procura determinar si el arma blanca pertenecía al agresor o bien la poseía la víctima y ésta la tomó para defenderse.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: