La diputada Margarita Stolbizer dio este jueves detalles de la entradera que sufrió su hijo en la localidad bonaerense de Castelar.
34
"Fue absolutamente al voleo. Es parte de la inseguridad que estamos viviendo. Le pasa a otros vecinos que no tienen la posibilidad de contarlo. Hace una semana, a cinco cuadras, secuestraron igual al hijo de un amiga. Hay muchas cosas que hacer y no se resuelve con más policías en la calle", afirmó Stolbizer, consultada acerca de si el robo había sido casual o habían apuntado a ella por su rol en la política.


En este sentido, comentó que los delincuentes supieron que era diputada cuando le preguntaron a su hijo a qué se dedicaban sus padres durante los 20 a 30 minutos que lo tuvieron secuestrado, pidiendo un rescate, previo a la entradera. "Cuando llamaron por el rescate le preguntaron a qué nos dedicábamos y cuando entraron a mi cuarto fue lo primero que me preguntaron".


En cuanto al hecho, relató que todo comenzó a la 1.30 cuando Juan, su hijo más chico, llegaba al domicilio y le cruzaron un Audi Blanco en el que se lo llevaron. "Lo pasean 20-30 minutos pidiendo un rescate pero todos teníamos los teléfonos silenciados, cargándose, apagados. Ahí lo trajeron de nuevo a casa y detecté el ingreso de él y me pareció raro que no pusiera alarma".

"Le estaban encañonando la cabeza. Entraron a la habitación de él y le pidieron plata. Entraron a mi habitación y le seguían apuntando a él. Les dí la plata que tenía y mi marido también. Nos preguntaron si teníamos armas. Se llevaron zapatillas y una cajita mía con joyas y relojes", continuó Stolbizer.

Al escapar se fueron en el Audi Blanco y se llevaron el auto del marido de Stolbizer, un Chevrolet Cruze, frente a lo cual llamaron a la Policía y a la empresa localizadora del vehículo que lo encontró rápidamente en las cercanías, incluso antes de que llegaron los efectivos policiales.

"Tenían arriba de 20 años. A mi casa entraron dos pero lo secuestraron cinco. No noté que estuvieran drogados y tenían la cara descubierta. Traté de no mirarlos porque decían ´no miren´ y tenían la pistola en la cabeza de mi hijo. Eso todavía me tiene conmocionada. Creo que no me voy a olvidar nunca", agregó.

Consultada sobre si tiene custodia, dijo que no, "que nunca le pareció necesario" porque le pasa lo que le pasa a cualquiera. "Naturalmente siento el dolor de saber a qué cosas estamos expuestos. Tengo preocupación y dolor por los hechos. La angustia por el horario en que vuelven nuestros hijos. En lo inmediato tenemos que cuidarnos más, cuando uno entra a la casa tiene que estar mirando y hay que tomar medidas hasta que podamos decir que las cosas cambiaron".

Por último, descartó que vaya a mudarse: "hace 25 años que vivo acá" y dijo que la llamó el ministro de Seguridad de la provincia, Cristian Ritondo, y el jefe de la Policía Bonaerense. "Hablé con el ministro de Seguridad y el jefe de policía que me transmitieron el mensaje de la gobernadora. También me llamó el intendente. ¿Qué me van a decir? todos están a disposición".
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: