BARILOCHE.
CPC, de Cristóbal López, tiene dificultades en el Sur con paro de empleados por falta de pago de sueldos.
No hay indicios del comienzo de la obra del colector costanero. Pasaron 48 días de la firma del contrato con CPC Ingeniería y Construcciones, propiedad del empresario investigado por corrupción Cristóbal López, y no hubo ningún movimiento de suelo mientras llegan del sur malas noticias por incumplimiento de pagos a unos 300 trabajadores que desde el jueves pasado están de paro.

Las autoridades locales no tenían conocimiento de los problemas financieros de CPC y se reaviva el fantasma que se creó con la fallida conclusión de la calle Mitre que quedó trunca cuando faltaba menos del 10% para terminarla, porque Planobra, la firma que la ejecutaba, se retiró sorpresivamente. Ante la adjudicación de CPC, el propio gobernador Alberto Weretilneck pidió “no estigmatizar” a la empresa y defendió el proceso licitatorio.

Los motivos del retraso en el inicio del colector de 6,2 kilómetros que bordeará la costa del lago Nahuel Huapi (una parte por la Costanera) tendrían varios factores como cuestiones administrativas, climáticas y el coletazo de los problemas financieros de una empresa que tiene sus bienes inhibidos por la Justifica Federal desde el año pasado, por una causa por presuntas irregularidades en el pago de tributos y la supuesta evasión cometida con aportes previsionales.

Los problemas económicos de CPC quedaron en evidencia en las últimas semanas en Santa Cruz. Allí la empresa de Cristóbal López ejecuta obras de importancia como tres tramos de la autovía de la Ruta 3 entre Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia (incluyendo el ingreso a esta ciudad), una línea de 132 kV entre Pico Truncado y Caleta Olivia para sumarse al interconectado nacional y un plan de ósmosis inversa (un proceso por el cual se desaliniza el agua de mar para transformarla en potable).

En estas obras que emplean a más de 300 trabajadores hay demoras en los haberes y por eso el jueves pasado el gremio de la construcción Uocra decidió iniciar un paro total de actividades.

Juan Reynoso, delegado de Uocra en CPC, confirmó a “Río Negro” que iniciaron el paro luego de dar un tiempo prudencial de espera. “No tenemos novedad del pago de la quincena anterior, desde la empresa nos dicen que no tienen plata y que Vialidad Nacional no le paga los certificados de obras”, señaló.

En los últimos meses, en esas obras hubo pago de quincenas en cuotas pero nunca el retraso de más de dos semanas como llevan hasta el momento, precisó el dirigente gremial, quien remarcó que el paro continuará “hasta que paguen al último compañero lo que corresponda”.

La obra de Bariloche, de relevante importancia para la ciudad porque mejorará la capacidad de conducción de cloacas hacia la planta depuradora (que también se duplicará), fue adjudicada a CPC en julio pasado por 189.288. 508 pesos con un plazo de concluirla en 18 meses.

Marcelo Ruival, secretario de Desarrollo Urbano del Municipio, precisó a “Río Negro” que CPC realizó “mediciones, relevamientos y trabajos preliminares” y aclaró que la empresa tiene pendiente de aprobación el plan de trabajo, que analiza el Enohsa y DPA, los entes hídricos de la Nación y la Provincia. Este trámite administrativo provocó la demora, aunque entendidos en el tema también señalaron que la abundante lluvia y nieve de los últimos meses dejó el suelo inestable.

En el Municipio la empresa se presentó a iniciar los trámites debido a que intervendrá en la vía pública pero no tendrá la autorización hasta tener el visto bueno del Enohsa. La obra se hace con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Ruival dejó en claro que el Municipio no toma intervención en las decisiones de la licitación ni de la contratación.

El colector costanero costará 189.288.508 pesos. Los trabajos se llevan adelante con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Debe pagar 1,8 millones al Municipio
La autorización de inicio de obra en el ejido municipal con intervención en la vía pública requiere por normativa vigente que las empresas abonen un “derecho de inspección” equivalente al 1% del total de la obra.

El colector costanero para iniciarse de manera efectiva debe contar con este concepto abonado en la Municipalidad. Marcelo Ruival, secretario de Desarrollo Urbano, señaló que recién se inicia el trámite y aseguró que por el momento la empresa constructora CPC no pidió ninguna excepción de pago como sí lo hizo en 2015 Planobra, la constructora de la calle Mitre. La entonces intendenta María Eugenia Martini firmó, días antes de dejar el gobierno, la eximición del pago de 600.000 pesos a pedido del gobierno provincial para que comiencen de inmediato las tareas.

Respecto al posible pedido de eximición de CPC, Ruival remarcó que “si hay un pedido no me corresponde a mí definir”.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: