Es en el marco de la causa Los Sauces. El juez encontró al ex mandatario de Santa Cruz responsable de maniobras de lavado a través de la inmobiliaria de la familia Kirchner.
El juez Claudio Bonadio procesó a Carlos Sancho -en la causa Los Sauces SA-, por asociación ilícita y por lavado de dinero. El ex gobernador santacruceño y socio de Máximo Kirchner, está acusado de ser "integrante de la banda, encabezada por Cristina Kirchner, Máximo Carlos Kirchner a la que luego de la muerte de su padre, ingresó Florencia Kirchner". Le trabó un embargo de $ 10 millones.
Del entorno íntimo de la familia Kirchner y responsable de administrar varias propiedades, por primera vez Carlos Sancho quedó procesado y fue en la misma causa en la que Cristina, Máximo y Florencia Kirchner están procesados por asociación ilícita y lavado de dinero. Son los mismos delitos que Bonadio le atribuye ahora a Sancho.

​​En la resolución de 37 páginas a la que accedió Clarín, el juez Bonadio lo acusó de ser "integrante de la banda, encabezada por Cristina Kirchner, Máximo Kirchner a la que luego de la muerte de su padre, ingresó Florencia Kirchner contando, a partir de allí, con poder de decisión sobre la sociedad.

Los Sauces SA fue la inmobiliaria que tuvo como principales inquilinos a Lázaro Báez y a Cristóbal López. El juez habló de un "enjambre societario" para crear "confusión patrimonial". El fin, de la empresa, era "percibir dinero ilegítimo a fin de darle apariencia lícita" y que la “devolución o retorno" se realizaba mediante “contratos de alquiler" con los empresarios K.

Carlos Sancho fue encontrado partícipes de estas maniobras. Según el juez, su aporte en las maniobras de lavado de activos por intermedio de la inmobiliaria "fue similar al de Osvaldo Sanfelice (procesado junto a la ex presidenta). Sin embargo, distinguió que Sancho no tuvo un rol de "de organizador". Pero fue parte de Idea SA la firma que administra el hotel La Aldea que es propiedad de Los Sauces.

Asimismo, es uno de los dueños de Negocios Inmobiliarios , donde se pagaron varios alquileres de propiedades de Los Sauces Sa y sobre todo, es apoderado en varios negocios de la sociedad y en forma personal a Máximo Kirchner.

Según el juez estas sociedades de las que participó Sancho,​ "fueron creadas para los fines de la asociación ilícita, esto es el retorno por medio de alquileres de la obra pública ilegalmente concedida". La inmobiliaria tuvo como principales inquilinos a Cristóbal López y a Lázaro Báez.

Así, concluyó que el apoderado de Máximo Kirchner, "cumplió su rol a sabiendas de que formaba parte de una asociación ilícita".
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: