El manifestante que embaló pirotecnia en una rama para atacar a la Policía en la protesta contra la Reforma Previsional, fue parodiado en un videojuego. Anteriormente, los desarrolladores habían hecho lo mismo con el motochorro de La Boca y el gendarme carancho.
La imagen de Sebastián Romero, con sus rastas largas, su remera roja con inscripciones amarillas y el mortero de fabricación casera en sus manos, fue repetida hasta el hartazgo luego de los disturbios en la Plaza Congreso del lunes pasado y en contra del tratamiento de la reforma previsional.

Más aún cuando se supo que era dirigente de izquierda y ex precandidato a diputado por el Partido Socialista de los Trabajadores Unificados. Lo cierto es que, polémica mediante, Romero ya tiene su propio videogame.

En tono de parodia, Gordo Mortero -tal el nombre del juego- fue creado por los programadores de Shitty Games ("juegos de m..."), los mismos que anteriormente hicieron lo propio con el motochorro de La Boca y el gendarme carancho.

En este caso, el objetivo del juego es disparar proyectiles a la policía para obtener la mayor cantidad de puntos. Pulsando el botón izquierdo del mouse, el Gordo Mortero avanza por la plaza.

La estética del videogame recuerda a la de Track & Field, donde un grupo de atletas corría en un circuito profesional. Aquí, en cambio, no son deportistas los que avanzan, sino el propio Gordo Mortero. "Necesitamos tu ayuda, Gordo Mortero. El gobierno busca pasar una ley para beneficiar a los jubilados con un descuento en sus ingresos y ayudarlos a morir rápido", dice la placa que da inicio al juego.

El juez Sergio Torres, que investiga los incidentes ocurridos el lunes pasado y que dejaron un saldo de 162 heridos, entre ellos, 88 efectivos, ordenó la detención de Romero. Y en contrapartida, el dirigente de izquierda pidió la eximición de prisión.

"Sebastián es una figura pública y en absoluto es violento.Me toca desdemonizar a una persona que no tuvo nunca antecedentes penales, que sólo tiene sanciones laborales por defender a sus compañeros", señaló Mario Villarreal, quien tiene a su cargo la defensa del militante de izquierda. Sin embargo, el pedido fue rechazado.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: