El informe de una revista inglesa especializada en fuerzas armadas precisó que Londres mantiene apostados mil soldados en el archipiélago, la misma cantidad de militares destinados a la lucha contra el Estado Islámico en Irak y Afganistán.

Las Fuerzas Armadas británicas concentran en las Islas Malvinas la mayor cantidad de personal militar que en el resto de las misiones en 30 países. Un informe de una revista especializada en las actividades de las Fuerzas Armadas británicas precisó que Londres mantiene apostados en el archipiélago argentino mil soldados, la misma cantidad de militares destinados a la lucha contra el Estado Islámico en Irak y Afganistán. El dato confirma el alto nivel de militarización largamente denunciado por el gobierno anterior.

La información fue revelada por la revista digital Forces Network a través del informe titulado: “¿Dónde están nuestras Fuerzas Armadas esta Navidad?” Allí precisa que “más de 5 mil marines, soldados, aviadores e infantes de marina” son parte de las “25 operaciones en más de 30 países” que Gran Bretaña mantiene “desde Irak hasta el Atlántico Sur”.



Más de un tercio de esas fuerzas están concentradas en dos destinos: uno de ellos es Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del sur. “Más de 1000 personas están estacionadas en las Islas Malvinas”, indica la publicación.

La información confirma lo que Argentina denunció hasta hace dos años atrás ante foros internacionales: la fuerte militarización, con sendas bases militares y la vigilancia de uno de los submarinos nucleares más poderosos que operan las fuerzas de ese país.

La militarización del archipiélago fue largamente denunciada por el gobierno de Cristina Kirchner. En 2012, el caso llegó hasta el Consejo de Seguridad de la ONU, cuando Gran Bretaña envió el barco “Destructor”, un submarino nuclear, en días que el propio príncipe Williams hizo parte de su entrenamiento militar en Malvinas.

La Cancillería por entonces a cargo de Héctor Timerman había reclamado que ese territorio de ultramar había sido “transformado por el Reino Unido en una pieza clave de sus sistema de bases militares a miles de kilómetros de Londres para el control del Atlántico Sur”.

Quien también se había hecho eco del caso fue el Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, quien había enviado una carta a la corona británica en la que condenó que "en Malvinas haya una base militar y un soldado cada dos personas. Eso no es bueno".

El otro destino con más militares es Irak, Afganistán y Siria, en el marco de la coalición internacional que Gran Bretaña integra en la lucha contra el Estado Islámico (ISIS). Esa presencia no solamente significa la participación en combates sino también en el entrenamiento de fuerzas militares locales. “

“Aunque estamos lejos de nuestros hogares, familias y amigos en esta temporada festiva, todos celebraremos la Navidad como tradicionalmente lo hacen las Fuerzas Armadas”, fue el saludo que le envió a sus tropas el comodoro Roddy Dennis, responsable de la Fuerza Aérea Británica con sede en Medio Oriente.

El informe de Forces Network indica también que alrededor de “400 soldados brindan asistencia médica y de ingeniería a la misión de las Naciones Unidas en Sudán del Sur”. Agregó que “es uno de los despliegues más grandes del Reino Unido de tropas de mantenimiento de paz en todo el mundo”.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: