"No es sólo un problema de Río Turbio y 28 de Noviembre, es un problema de la provincia", expresó la gobernadora Alicia Kirchner al finalizar ayer su visita de dos días a las localidades de la cuenca carbonífera para solidarizarse personalmente con centenares de trabajadores de YCRT que fueron notificados de cesantías. Aunque las mismas quedaron en suspenso luego de una masiva movilización de protesta y serán discutidas en una mesa de diálogo, el fantasma de la desocupación sigue latente.

La mandataria santacruceña estuvo acompañada por varios integrantes de su gabinete y concretó reuniones con los intendentes Atanasio Pérez Ozuna (Río Turbio) y Hugo Garay (28 de Noviembre), además de dialogar con operarios de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) que continúan bloqueando la boca de la Mina 5 desde la tarde-noche del miércoles.

En declaraciones formuladas a FM La Patriada, Alicia Kirchner fijó su posición frente a los telegramas de despidos que ya había remitido la intervención de la empresa a cargo de Omar Zeidán, referente de la coalición política Cambiemos

“Obviamente estamos muy preocupados porque los despidos en YCRT no sólo afectarán a los trabajadores mineros sino a sus familias, a las poblaciones lindantes, 28 de Noviembre, Julia Dufour, Turbio Viejo y el propio Río Turbio porque son comunidades que tienen historia con el carbón”, resaltó.

En se punto rememoró: “la mina viene desde el año 1943 y forma parte de la vida de cada uno, por eso el impacto está muy marcado en todos nosotros”.

Sostuvo que es necesario terminar cuanto antes la Central Eléctrica (mega usina) para poder cerrar el círculo de producción de energía y generación de carbón.

“Por eso digo que no es un problema solamente de Río Turbio y 28 de Noviembre, sino de la provincia y también al país, porque a esa usina solo le falta un 20% y mientras no se termine se irá deteriorando lo instalado. Ello, sumado a las pérdidas de fuentes laborales generará mayores inconvenientes”, advirtió.

VISTO DESDE UN

OPTICA SOCIAL

En otro pasaje de sus declaraciones, Alicia Kirchner acentuó su mirada social, señalando: “a este problema hay que mirarlo no solamente desde una óptica laboral, sino desde el aspecto que afecta al trabajador, a su familia y la población en general”.

“No tenemos en Río Turbio otra fuente de trabajo, es la única. Hay una población muy numerosa que vive de la mina de carbón y si tuviera que pedir algo diría que se revea la situación, que se haga un análisis de la misma en el marco del diálogo, en el marco de la prudencia, de entendernos y de encontrar soluciones con hechos concretos”, puntualizó.

“Para eso están los distintos representantes de los trabajadores y yo creo que si todos ponemos voluntad lograremos soluciones”, sostuvo la gobernadora.

Reveló además que a través del ministro de la Producción, Leonardo Álvarez, ya se han hecho los contactos con funcionarios nacionales con los que se están concertando entrevistas para la próxima semana.

Al ser consultada sobre la actuación de dirigentes y funcionarios políticos de la oposición en esta misma provincia, dijo que ella no iba a responder “para la tribuna”.

Fundamentó ello en que con meras opiniones no se resuelve el problema de los mineros y por el contrario hay que tener una madurez política seria que no es lo mismo que la “politiquería”.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: