En 2017, ¿en qué provincias creció más el empleo privado? ¿Y por qué?
Un punto clave es que esas jurisdicciones se diferencian en sus estructuras productivas, y por ende, para responder es necesario previamente saber qué ha ocurrido en los principales sectores económicos del país durante ese año.
Visión sectorial: a nivel país, el empleo privado (formal) aumentó poco en 2017, un 0,5% interanual. Cuando se entra en un periodo recesivo, el empleo disminuye menos que la producción (sea porque se quiere mantener a trabajadores de confianza, sea por los altos costos de indemnización).
Por ende, cuando luego comienza a recuperarse la economía, el empleo aumenta también a menor ritmo que la producción, que es lo que hemos visto durante 2017.
Los principales sectores creadores de empleo tuvieron desempeño dispar. Al Comercio le fue un poco mejor que al promedio (0,9%), mientras que hubo una importante caída en la Industria (-2,7%). Por otro lado, la Construcción tuvo un buen año (7,4%), no así con la Minería (incluyendo la extracción petrolera), (-5,4%).
¿Qué ha ocurrido? En una economía con crecimiento moderado y con un dólar que se ha rezagado con respecto a la inflación, lo esperable es que el empleo mejore en aquellos sectores más dependientes del mercado interno, servicios como Salud, Restaurantes y Enseñanza.

Comercio
El caso del Comercio es llamativo, puesto que aunque es mercado interno, también compite con el exterior (por ejemplo, compras en países vecinos).
A pesar de que no aumentaron en volumen las ventas por las vías tradicionales (supermercados, shoppings y minoristas), aun así se empleó más personas en el sector comercial.
La Construcción tuvo una notoria mejora, gracias a dos fuerzas a favor, una estatal (obra pública) y otra privada (créditos hipotecarios).
Un caso aparte es Electricidad, Gas y Agua, que han visto una mejora sustancial en sus tarifas, y por ende, en sus ingresos, y así se explica una recuperación en los niveles de empleo.
Peor les fue a rubros más atados al dólar, como Minería (principalmente en extracción petrolera), que sigue operando en un contexto de precios bajos del crudo, y en Industria. Considerando los datos de empleo, la caída en Industria ha sido generalizada en la mayoría de sus sub-rubros, en especial los vinculados al sector textil, que afrontan mayor competencia del exterior.
Un caso sorprendente fue el mayor empleo en el sector agropecuario. No sólo ha enfrentado un mayor costo argentino en dólares, sino que no fueron buenas las cosechas en las regiones en que se incrementó su empleo.

Visión regional
¿A qué provincias les fue mejor en 2017? Las dividiremos en dos grupos. Por un lado, las grandes (incluyendo la Ciudad de Buenos Aires, casi una provincia), que en general se comportaron como el promedio nacional.
Las dos de mejor desempeño fueron Córdoba y Santa Fe. Aunque estas dos provincias fueron las más beneficiadas con la reducción de retenciones agropecuarias a fines de 2015, su mejora en empleo no se ha dado en el agro, sino en otros rubros. Por ejemplo, en Santa Fe, la Construcción fue el principal sector que ha impulsado el empleo.
Por otro lado, el resto. Las que más empleo privado crearon fueron varias del NOA: Catamarca, La Rioja, Jujuy, Santiago del Estero y Tucumán. En todas estas provincias, los dos sectores que más impulsaron fueron el Agropecuario y la Construcción.
Sorprende el buen desempeño del sector agropecuario, puesto que no sólo las cosechas de cultivos típicos no fueron buenas (caña de azúcar, tabaco, limones), sino que además ese sector está incluido en las denominadas economías regionales, que padecen más el alto costo argentino en dólares.
Al respecto, cabe comentar que, durante 2017, en Catamarca y La Rioja los salarios promedios agropecuarios aumentaron menos que la inflación. Contrataron más, pero no implicó mejores remuneraciones. Otra provincia con mayor empleo ha sido Chaco, principalmente por Construcción.
¿Y a cuáles les fue peor? Particularmente a las patagónicas: Tierra del Fuego, Santa Cruz, Neuquén y Río Negro. En la primera, se vio muy afectada por la crisis en su industria sustitutiva de importaciones. En las otras la caída se ha explicado por la menor producción petrolera, vinculado a los bajos precios del crudo (en comparación a los vigentes años atrás). También está el problema agrícola, especialmente en frutas, que ha impactado negativamente en el Alto Valle
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: