El Ejército argentino rechaza crear bases militares estadounidenses en el país y dice que esto supondría “entrega desvergonzada de la soberanía nacional” a EE.UU.

Para los uniformados argentinos, el Gobierno del presidente Mauricio Macri no solo ha concedido “ilegalmente” la instalación de tres bases militares estadounidenses, sino “ha violado la ley” al permitir a estos efectivos instruir a cuarenta policías argentinos en la custodia de la XIII Cumbre del Grupo de los 20, que se realizará el próximo noviembre en Buenos Aires (la capital) y a la que asistirá, entre otros, el presidente de EE.UU., Donald Trump.

“A muchos oficiales jóvenes del Ejército —de coronel para abajo— nos repugna que Estados Unidos
instale (…) bases militares e instruya a policías argentinos, sin autorización del Congreso. Es una entrega desvergonzada de la soberanía nacional”, indicó el sábado una fuente castrense al portal mexicano Aristegui Noticias.

De hecho, la fuente, que habló bajo condición de anonimato, se refería al regreso de Macri, “con particular secrecía”, a la política de “relaciones carnales” con Washington como la que se dio durante el Gobierno del exmandatario Carlos Menem (1989-1999), la cual ocasionó “severos daños” al país.

EEUU instalará base militar en el norte de Argentina | HISPANTV
La ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, anunció que la Administración para el Control de Drogas de de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) instalará una base militar en Argentina con el objetivo de ‘combatir el narcotráfico y el terrorismo’.

La publicación hizo alusión a la ley 25.880, que no permite que militares extranjeros realicen misiones en el territorio argentino ni ofrezcan entrenamientos, sin una autorización especial del Congreso, sin embargo, el Gobierno de Macri trata de relativizar esa presencia, diciendo que “sólo se trataba de personal de inteligencia”.

No obstante, para personalidades como el Premio Nobel Adolfo Pérez Esquivel, la periodista Telma Luzzani, el sindicalista Rodolfo Aguiar, la especialista en temas militares Elsa Bruzzone, del Centro de Militares para la Democracia Argentina (CEMIDA), los ejercicios conjuntos, la instrucción ilegal, las bases, “donadas” para una supuesta “asistencia pacífica a la defensa civil”, constituyen un verdadero “Caballo de Troya” para asentar un control estratégico en áreas de enormes recursos naturales.

Activistas pro derechos humanos aseguran que los intereses militares del Gobierno de Macri están alineados con los de Estados Unidos, que ha incrementado su presencia militar en América Latina y el Caribe.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: