Sara Fernanda Giromin fue una de las fundadoras en el 2012 de la rama brasileña de Femen, una organización de violentas activistas conocidas por protestar con el torso desnudo a favor del aborto y el lobby gay.

Sin embargo, en 2015 Sara se convirtió a la causa provida y ahora combate la ideología de género. Además, ha pedido disculpas a los cristianos por las ofensas realizadas durante su activismo feminista.

Durante la entrevista lamentó haber liderado el movimiento feminista en su país –entre 2012 y 2015– y aceptó que no cambió para bien “la vida de ni una mujer”.

Oksana Shachko se suicidó el martes pasado.
“Las feministas no están interesadas en cambiar la vida de la mujer, sino que es un movimiento político que quiere cambiar las leyes para que puedan ganar más dinero, esa es la verdad. Chicas como yo, que sienten dolor y sufrimiento en su corazón, son usadas como instrumento político, nada más”, aseguró Winter.


Muy distinto ha sido el final para esta otra exfemen que no pudo sanar el mal que sufría su alma. Según nos informa aciprensa, este martes se suicidó en París (Francia) Oksana Shachko, de 31 años, una de las fundadoras del movimiento feminista radical Femen. El motivo del suicidio aún se desconoce, pero según información del diario ruso Moskovski Komsomolets, la activista ya había intentado quitarse la vida por lo menos dos veces en los últimos dos años.

Sara Winter confirmó que Oksana “había dejado el movimiento feminista hace unos años, como yo, pero las heridas continuaron en su alma”. “Descansa en paz querida Oksana, que Dios pueda perdonarte por todos tus errores y que encuentres la luz”, concluyó.
Axact

TNC

R1U

COMENTAR: